Solo el 1,9% los médicos de Euskadi se ha registrado como objetor desde que entró en vigor la ley de eutanasia

El servicio vasco de Salud ha practicado 13 eutanasias desde junio y 12 más están en espera

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en una imagen de archivo tras un Consejo de Gobierno.
La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en una imagen de archivo tras un Consejo de Gobierno.IREKIA (Europa Press)

El Servicio Vasco De Salid, Osakidetza, ha recibido desde junio un total de 34 solicitudes de eutanasia de las que 13 ya han sido atendidas y ocho personas han fallecido antes de poner en marcha el procedimiento. Además, 12 de las 13 restantes se encuentran en diferentes fases del proceso, ha confirmado la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en una comisión del Parlamento vasco, tras asegurar que solo una de las 34 solicitudes ha sido rechazada desde que el 25 de junio entró en vigor la ley de eutanasia nacional. De las 13 practicadas ocho se realizaron en el domicilio del paciente y el resto en el hospital. Apenas un 1,9% de los médicos se han registrado como objetores de conciencia.

La ley de eutanasia establece que esta práctica se podrá llevar a cabo a pacientes que los soliciten y que se encuentren en un contexto de “padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable”. De las 34 personas solicitantes 20 son hombres y 14 mujeres. El rango de edades de quienes han solicitado este derecho oscila entre los 45 años del paciente más joven y los 89 años del mayor, ha informado el viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, que ha comparecido junto a la consejera en la comisión. La mayor parte de las peticiones corresponde a personas afectadas por una enfermedad crónica invalidante (15 casos), mientras que los otros 19 casos son por enfermedades terminales.

Por territorios, 17 de las solicitudes se han formalizado en Gipuzkoa, 16 en Bizkaia y una en Álava. De las 13 eutanasias que ya ha realizado Osakidetza, ocho se practicaron en el domicilio del paciente y las otros cinco, en el hospital. El tiempo medio entre la primera petición para acogerse a este derecho y la práctica de esta forma de muerte digna ha sido de 41 días. De las 13 eutanasias realizadas, siete se han practicado a pacientes con una enfermedad crónica invalidante y seis, a enfermos con patologías terminales.

La consejera ha destacado que la acogida de esta ley por parte de los profesionales sanitarios de Euskadi ha sido “positiva”. Según ha explicado, hasta el momento han recibido formación relacionada con la ley de eutanasia 4.993 trabajadores sanitarios y sociosanitarios, que han sido asesorados sobre procedimientos, protocolos y buenas prácticas. A su vez, 188 profesionales se han inscrito como objetores de conciencia, al estar en contra de la eutanasia por cuestiones morales. De este colectivo, 156 son médicos, 29 profesionales de enfermería y tres psicólogos clínicos.

Sagardui ha subrayado que la cifra de objetores de conciencia es “muy baja”, especialmente entre los médicos de Osakidetza, de los que apenas un 1,9% se ha declarado como tal. De esa forma, ha afirmado que la objeción de conciencia no supone “un problema” para garantizar la prestación de este servicio en el País Vasco. La consejera ha afirmado que esta es una ley “equilibrada y garantista”, que responde a una demanda de la sociedad. Además, ha afirmado que, en el caso de Euskadi, esta norma se ha aplicado “con rapidez y eficacia” para garantizar que las personas que quieran acogerse a este nuevo derecho puedan hacerlo.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS