La EMA se reúne para autorizar el uso de la vacuna de Pfizer en niños de 5 a 11 años

La ministra de Sanidad confirma que la Comisión Europea ya ha acordado la compra de las dosis pediátricas, aunque prioriza la vacunación de los mayores de 60 años y sanitarios

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en rueda de prensa.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en rueda de prensa.EUROPA PRESS/C.Luján.POOL (Europa Press)

El Comité de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Europea del Medicamengto (EMA) celebra este jueves una reunión extraordinaria para analizar si autoriza extender el “uso de la vacuna Comirnaty, desarrollada por BioNTech y Pfizer, para niños de 5 a 11 años”, ha anunciado el organismo. Según todas las previsiones, y tras un mes largo de trabajo, la EMA dará luz verde al uso de infantil de este suero, como han hecho otros organismos reguladores bajo el uso de emergencia, como la FDA estadounidense.

La EMA ya aprobó en mayo inmunizar con Pfizer-BioNTech a los adolescentes de 12 a 15 años y también tiene en estudio la petición de Moderna para extender el uso de sus inyecciones a niños a partir de lo seis años. La vacuna de Pfizer-BioNTech en niños también se administra en dos dosis separadas tres semanas una de la otra, aunque cada pinchazo solo contiene una tercera parte del principio activo que el administrado a los mayores de 12 años.

En todo caso, una autorización de la EMA al uso de esta vacuna en niños de 5 a 11 años no tiene por qué suponer necesariamente que vaya a inmunizarse a este grupo, sino que pasa a ser una herramienta más que los Gobiernos pueden utilizar frente a la pandemia. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha evitado este miércoles avanzarse al pronunciamiento de la EMA. “Estamos a la espera y después la ponencia de Vacunas [los expertos que asesoran a Gobierno y comunidades] lo valorará”, ha afirmado.

La ministra ha recordado que posteriormente será la Comisión de Salud Pública la que tome una decisión que, en este caso, se ve condicionada por el ritmo de “llegada de las vacunas”, distintas a las actualmente utilizadas y cuya compra adelantada ya ha sido acordada por la Comisión Europea con la farmacéutica, ha confirmado Darias.

En todo caso, de las palabras de la ministra, se deduce que aunque ahora mismo es prioritaria la administración de la tercera dosis a los mayores de 60 años y personal sanitario, “cerca de 16 millones de personas, lo antes posible”, antes o después llegará también la hora de vacunar a los niños.

Este grupo de edad está formado en España por 3,2 millones de niños (el 6,9% de la población total). La vacunación de los niños frente al coronavirus ha dividido a los expertos en los últimos meses, aunque la acelerada circulación del virus en España y Europa está empezando a inclinar la balanza a favor de la medida. Algunos defienden desde hace meses que la inmunización de este grupo permitiría superar ampliamente el 85% de la población total vacunada y acercar más a España hacia la inmunidad de grupo. Otros, en cambio, dudaban que fuera necesario hacerlo dada la levedad con la que los niños cursan la enfermedad y la baja transmisibilidad del virus entre niños en un contexto de baja incidencia.

Actualmente, los menores de 12 años forman el grupo de edad con una mayor incidencia en España, con 233 casos por 100.000 habitantes a 14 días, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad. Una cifra elevada pero que, sin embargo, no llega a doblar los 149 casos registrados en la población general a pesar de que es el único tramo poblacional sin vacunar. El 89,2% de los mayores de 12 años ya han completado la pauta vacunal, según Sanidad.

José Luis Alfonso, jefe de medicina preventiva en el Hospital General de Valencia, considera que sería “muy necesario” vacunar a los niños como forma de proteger a los grupos más vulnerables, como inmunodeprimidos y personas mayores. “La vacunación de este grupo contribuiría a reducir mucho la circulación del virus y nos acercaría al fin de la pandemia”, defiende.

Francisco Araujo, portavoz de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), también defiende la medida: “Las vacunas en niños son seguras y eficaces los datos disponibles nos muestran que los beneficios de su uso superan los riesgos”, afirma.

El aumento de la incidencia registrado en España en las últimas semanas ha hecho que algunos expertos que hace dos meses consideraban la vacunación infantil innecesaria, ahora la vean con buenos ojos. Es el caso de Quique Bassat, epidemiólogo del instituto ISGlobal y miembro de la Asociación Española de Pediatría. “En el contexto epidemiológico actual, con los niños como grupo con mayor incidencia y algunos brotes en los colegios, considero que es conveniente. La situación actual lo ha hecho necesario, como ya ocurrió en verano con los adolescentes”, sostiene Bassat.

José Miguel Cisneros, jefe de enfermedades infecciosas del Hospital Virgen del Rocío, no ve en cambio “prioritario vacunar a los niños cuando todavía quedan casi cuatro millones de adultos sin hacerlo”. “Es cierto que los estudios más recientes parece que avalan la seguridad de la vacuna. Pero sigue siendo una medida que les expone a unos posibles efectos secundarios que no siempre son detectados en los ensayos por el reducido número de menores incluidos en ellos. En la situación actual, considero que es una medida planteable, pero en mi opinión no es prioritaria. Sigue siendo mucho más importante incrementar el porcentaje de adultos vacunados y mantener algunas medidas de prevención como las mascarillas”.

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS