Las personas no vacunadas de entre 60 y 80 años tienen 25 veces más riesgo de muerte por covid que las que tienen la pauta completa

Sanidad revela que la incidencia en personas que no han recibido el pinchazo contra el coronavirus casi triplica a la registrada entre las protegidas por la inmunización

Vacunación contra la covid en Madrid, el 14 de septiembre.
Vacunación contra la covid en Madrid, el 14 de septiembre.Alejandro Martínez Vélez (Europa Press)

La vacunación marca el rumbo de la sexta ola. La incidencia acumulada a 14 días en España está en ascenso y ya se sitúa en 139 casos por 100.000 habitantes, pero el impacto es desigual entre vacunados y no vacunados. Con cerca del 80% de la población con la pauta completa, el Ministerio de Sanidad ha revelado que la incidencia en personas que no han recibido el pinchazo contra el coronavirus casi triplica a la registrada entre las personas protegidas por la vacunación: en los últimos dos meses, la tasa media semanal es de 23,1 casos por 100.000 en los vacunados y de 64,5 en los que han rechazado el pinchazo. A más edad y mayor nivel de gravedad, estas diferencias se disparan: las personas no vacunadas de entre 60 y 80 años tienen 25 veces más riesgo de muerte por covid que los vacunados de ese grupo de edad.

La ministra de Sanidad ha vuelto a insistir: “Vacunar, vacunar y vacunar sigue siendo el mejor camino”. Un estudio del ministerio sobre la efectividad de la campaña masiva de vacunas ya constataba en la calle las bonanzas que se habían visto en los ensayos clínicos: la reducción del riesgo de hospitalización y muerte supera el 90% en la mayoría de los grupos de edad. Y los datos desagregados por estado vacunal de la evolución epidemiológica actual vuelven a atestiguar la protección que ofrecen las vacunas: entre el 20 de septiembre y el 14 de noviembre de 2021, el riesgo de infección en personas no vacunadas de entre 60 y 80 años es casi ocho veces mayor y el de hospitalización, 18 veces más elevado.

La diferencia en la incidencia de la covid se observa en todos los grupos de edad. La tasa semanal de casos en los últimos dos meses entre los jóvenes vacunados de 12 a 19 años —el 84% de la población de esta edad ha completado la pauta vacunal— es de 9,6 casos por 100.000 habitantes esa semana, mientras que entre los no vacunados de ese grupo poblacional la tasa es de 59,7. En el grupo de 30 a 50 años, la incidencia también aumenta entre los no vacunados: es el doble de la registrada entre las personas que han completado la pauta vacunal.

Darias ha celebrado este martes en una rueda de prensa el efecto de las vacunas en la contención de las formas más graves de la covid. “Se han reducido considerablemente las hospitalizaciones y, de forma muy importante, la letalidad. Entramos en esta pandemia sin cartas de navegación, pero cada vez tenemos más conocimiento”, ha apuntado. La tasa semanal de hospitalizaciones en el grupo de 30 a 59 años es de 0,1 casos por 100.000 en los vacunados y de 3,9 en los que rechazan el pinchazo. Asimismo, en la población con la pauta completa de entre 60 y 79 años, la tasa de hospitalización, ingreso en cuidados intensivos y muerte es de dos, 0,3 y 0,1, respectivamente; entre los no vacunados de esa edad, las cifras ascienden a 35,7, 6,9 y 2,5, respectivamente.

Las altas tasas de vacunación son, de hecho, uno de los elementos que están ayudando a España a contener el azote de la sexta ola que asuela Europa. Así, si bien la incidencia sigue en ascenso en el país, no llega a los niveles de otros estados del entorno, como Austria, que roza los 2.000 casos por 100.000 habitantes a 14 días, o Chequia, Países Bajos y Bélgica, los tres muy por encima de los 1.000 casos por 100.000. En España, además, la presión hospitalaria está contenida y si bien aumentan los ingresos —hay más de 3.000 personas hospitalizadas— y las entradas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) —547 casos—, la ocupación hospitalaria es muy inferior a la registrada en otras olas: apenas el 2,42% de las camas convencionales y algo menos del 6% de las de UCI están ocupadas por pacientes con covid. A finales de enero, en plena tercera ola, esta ocupación rondaba el 24% y el 42%, respectivamente.

Tercera dosis

Con el éxito de la vacunación sobre la mesa —y en la calle—, Darias también ha anunciado este martes que la Comisión de Salud Pública ha dado luz verde a una tercera dosis de la vacuna para los mayores de 60 años y el personal sanitario y sociosanitario, una propuesta que había avanzado la semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Estos colectivos se unen a los 16 millones de personas que ya han sido consideradas prioritaria para recibir una dosis adicional: esto es, personas inmunodeprimidas, ancianos de residencias, mayores de 70 años y ciudadanos a los que se les había administrado la vacuna monodosis de Janssen. Los estudios de Sanidad apuntan a que, con el transcurso de los meses, descienden los niveles de anticuerpos en las personas inmunizadas.

“Sabemos que transcurrido cierto tiempo, los anticuerpos neutralizantes van disminuyendo. De ahí la importancia de esas dosis de refuerzo para mantener un nivel elevado de inmunidad. La clave está en seguir vacunando sin parar, a los que no se han vacunado y a los que necesitan un refuerzo”, ha insistido Darias. El 53% de los mayores de 70 años y casi el 14% de los vacunados con Janssen ya han recibido la dosis adicional. La ministra ha revelado que tras la inoculación de la tercera dosis en los ancianos de residencias, los brotes en estos entornos disminuyeron.

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS