El volcán de La Palma continúa la emisión de “tasas elevadas de lava” que impulsan las lenguas más al sur

Se mantiene la tendencia descendente de dióxido de azufre, una posible señal de debilitamiento de la erupción, mientras la lluvia de ceniza en Los Llanos vuelve a ser “extremadamente desfavorable”

Volcán de Cumbre Vieja, La Palma, fotografiado desde el mirador de Tajuya el 1 de noviembre.Vídeo: CARLOS ROSILLO / EPV

El volcán de La Palma no ceja en la emisión de lava. Lo hace a pulsos, de manera intermitente, pero en una cantidad que sigue siendo “elevada”, según el comité de emergencia, y que ha hecho avanzar alguna de las coladas existentes, sobre todo la más reciente, localizada más al sur. La buena noticia del día es que se mantiene la tendencia descendente en la emisión de dióxido de azufre (SO₂), uno de los termómetros más fiables para conocer la intensidad de la erupción. El giro de los vientos hacia el suroeste, además, va a posibilitar que se restablezcan del todo las conexiones aéreas con la isla.

Ha sido una noche y una mañana intensa de emisión de magma desde el centro eruptivo, según ha explicado este miércoles el director técnico en funciones del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Rubén Fernández. El principal foco de atención sigue centrándolo la colada 11. Esta lengua surgió hace una semana y a su paso ha arrasado con las pocas casas que quedaban en pie en Todoque (Los Llanos de Aridane), y ha proseguido ladera abajo hasta afectar localidades como Las Norias y poner en peligro la carretera LP 211, por la que transitan los equipos de emergencias, obreros de las desaladoras y regantes de la zona. La lava se encuentra a unos 100 metros de distancia de este vial, tras haber avanzado 50 metros durante la noche. Por precaución, el uso de la carretera está vetado. La superficie afectada asciende ya a 981 hectáreas y las construcciones derruidas, según los datos del Catastro, a 1.166.

La emisión de dióxido de azufre del penacho volcánico ha registrado una disminución de las 22.000 toneladas del martes a las 9.600 de este miércoles. Este dato, según ha explicado la portavoz del comité científico, Carmen López, muestra “una tendencia descendente” desde el pasado 25 de septiembre. “Son signos positivos, no hay duda”, ha concluido López. “Pero aún se tienen que acentuar estas tendencias”. El volumen de estos gases, en todo caso, ha de bajar del entorno de las 100 toneladas diarias para poder constatar la cercanía del fin.

Lluvia de ceniza

La lluvia de cenizas, con todo, sigue siendo una constante en la zona oeste de la isla. Su presencia ha empeorado la calidad del aire en la zona de Los Llanos ―el municipio más poblado de La Palma con 20.000 censados―, hasta el punto de que el Pevolca ha vuelto a calificarlo de “extremadamente desfavorable”. La mala calidad de aire ha provocado que se mantenga para este jueves la suspensión de clases presenciales en los centros educativos de Los Llanos, El Paso, Tazacorte Puntagorda y Tijarafe. El giro de los vientos, por otro lado, ha permitido que las operaciones aeroportuarias vuelvan a la normalidad.

En cuanto a la sismicidad, Carmen López ha anunciado que el Pevolca prevé que en las próximas horas se superen las intensidades máximas registradas hasta el momento. ”El nivel de sismicidad actual”, ha explicado la científica, “sigue indicando que es posible que se produzcan más seísmos sentidos [por la población], pudiendo alcanzarse intensidades VI [de una escala de XII] y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente”. La intensidad mide cómo perciben los ciudadanos y las infraestructuras cada movimiento. La escala en este caso va de I a XII, y un IV es moderado: se aprecia dentro de los edificios, se nota en puertas y ventanas y los coches estacionados se agitan. La magnitud, por su parte, barema la fuerza del terremoto, independientemente de cómo se sienta en la superficie. Hasta la fecha, la magnitud máxima se registró este fin de semana, con un 5,1. En las últimas 24 horas, la magnitud máxima ha sido 5.0 en un evento registrado a las 07:27 de este miércoles a una profundidad de 35 kilómetros. Este pudo ser sentido con intensidad máxima IV-V tanto en La Palma como en las vecinas islas de Tenerife y La Gomera.

Hasta 455 evacuados pernoctan en establecimientos hoteleros, según el registro del Gobierno de Canarias, siete menos que ayer, para un total de desalojados que superan los 7.000. Para ellos, el Ejecutivo regional ha lanzado este miércoles el registro único y un sitio web para facilitar la entrega de las ayudas que correspondan. El sitio web infovolcanlapalma.org está disponible, según ha explicado el Gobierno en una nota de prensa, para que tanto los damnificados como los medios de comunicación y cualquier otro ciudadano puedan acceder a toda la información sobre la situación de la emergencia y las ayudas disponibles.

Sobre la firma

Guillermo Vega

Jefe de sección de Tecnología y corresponsal en Canarias. Escribe sobre el impacto de la tecnología y sobre lo que pasa en las islas. Trabajó en la Cadena Ser, Cinco Días y fue jefe de EL PAÍS Retina. Licenciado en Ciencias de la Información, diplomado en Traducción e Interpretación y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS