Los hospitales toman aliento tras el descenso de los contagios en España

Ya hay menos de un millar de pacientes en cuidados intensivos y los centros sanitarios recuperan la actividad ordinaria. La incidencia acumulada cae a 69 casos por 100.000 habitantes a 14 días

Una sanitaria atiende a un paciente en las urgencias del Hospital del Mar de Barcelona
Una sanitaria atiende a un paciente en las urgencias del Hospital del Mar de BarcelonaMASSIMILIANO MINOCRI

Los hospitales españoles vuelven a respirar tras el intenso azote de la quinta ola de coronavirus. Apenas quedan algo menos 3.000 personas hospitalizadas con covid y, en concreto, en las unidades de cuidados intensivos (UCI), los pacientes ingresados se situaron esta semana por debajo del millar: a fecha de este viernes, hay aún 837 infectados por coronavirus en estado crítico, pero los números ya son asumibles por los centros sanitarios para retomar la actividad ordinaria. Con la incidencia acumulada a 14 días todavía en descenso —69 casos por 100.000 habitantes— y la presión asistencial a la baja, los hospitales toman aliento y ponen el punto de mira en los próximos meses, cuando previsiblemente convergerán los clásicos virus respiratorios, como la gripe o el sincitial, con el coronavirus.

En el hospital Vall d’Hebron de Barcelona, el más grande de Cataluña, apenas quedan 11 pacientes ingresados en la UCI, explica Ricard Ferrer, jefe de Medicina Intensiva del centro sanitario. “Hemos tenido un verano muy malo porque Vall d’Hebron es referencia para los tratamientos de oxigenación extracorpórea [ECMO, por sus siglas en inglés] y para atender gestantes con covid. Hemos tenido 51 embarazadas infecta

Más información

das y ayer [por el jueves] dimos de alta a la última”, explica el intensivista.

Los pacientes no covid vuelven a ganar terreno, también en la UCI, aunque algunos son daños colaterales de la última ola: “En cada ola pasa lo mismo: dejan de venir al hospital y, cuando estamos de bajada, llegan tarde y con patologías agravadas, como los infartos en fases evolucionadas. También tenemos grandes quemados o pacientes traumáticos”, agrega Ferrer. En Vall d’Hebron, la presión asistencial se ha reducido y el riesgo de transmisión del virus también, así que desde el pasado 17 de septiembre, el hospital ha vuelto a permitir las visitas y los acompañantes en consultas o intervenciones de pacientes sin covid.

La situación de relativa calma se repite en la mayoría de los hospitales, coincide Rosario Amaya, jefa de UCI y directora médica del Virgen del Rocío de Sevilla: “La situación ahora es favorable, tenemos 11 pacientes con covid. Lo que hemos tenido en la última ola sobre todo son gestantes y negacionistas que no se han vacunado”, apunta la facultativa. La actividad quirúrgica en el centro ha retomado el ritmo prepandemia y, aunque hay planes de contingencia preparados para afrontar un eventual rebrote, “se está trabajando en avanzar hacia la normalidad”, sostiene la especialista, y recuperar toda la actividad ordinaria.

La curva epidémica en descenso y las altas tasas de vacunación —el 76,6% de la población española ha completado la pauta vacunal— ha propiciado esta relajación de la situación en los hospitales, que llegaron a tener el 9 de agosto, en plena quinta ola, más de 10.000 hospitalizados con covid. En ese momento, además, el 22% de las camas de UCI disponibles estaban ocupadas por pacientes infectados con coronavirus —más de 2.000 personas—. La ocupación ahora en las plazas de críticos es del 9,2%.

Marta Sánchez Celaya, subdirectora médica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, señala que la situación del hospital circula en paralelo al recorrido que hace la curva epidémica: “Cuando cae la incidencia, caen los ingresos. Tenemos 15 pacientes en la UCI con covid, son enfermos de la quinta ola. De los pacientes ingresados, llegamos a tener un 80% que no estaban vacunados por diversas circunstancias”, apunta. También en urgencias ha caído la actividad covid y los casos detectados la semana pasada (68) se han reducido a la mitad estos últimos siete días (27).

Otros virus

Los profesionales miran ahora con preocupación a las próximas semanas. Con el invierno al acecho, los sanitarios auguran el retorno de los virus respiratorios estacionales, clásicos de los meses invernales, como la gripe, que afecta sobre todo a ancianos y personas de alta vulnerabilildad, y el virus respiratorio sincitial, causante de las bronquiolitis en los niños más pequeños. Será un “reto” apunta Celaya gestionar la convivencia de los tres microorganismos y filiar de forma correcta el motivo de consulta. Esto es, saber distinguir si la consulta respiratoria es por covid, que requiere un aislamiento específico, o por alguno de los otros virus.

Amaya, por su parte, admite que el hospital está “en alerta por lo que pueda venir”, aunque confía en que persista el uso de la mascarilla, la medida de protección que ayudó a sortear, en buena medida, señalan los expertos, al virus de la gripe el invierno pasado. “Estamos a la expectativa de lo que pueda venir, pero esperamos que no sea como las otras oleadas, que cuando parecía que ya respirábamos un poco, venía otra ola”, lamenta la directora médica del Virgen del Rocío.

De cara al invierno, Ferrer aspira a “haber conseguido ya el control funcional de la pandemia”, un escenario que facilitaría la gestión de la presión asistencial, aunque asume que la intensidad con la que llegarán los virus respiratorios “es una incógnita” y admite también su preocupación por el panorama que se abre en las próximas semanas.

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción