La crisis del coronavirus

Los contagios en las residencias de mayores caen un 95% en un mes tras la vacunación

Los geriátricos registraron solo 215 positivos del 15 al 21 de febrero, frente a los 4.439 del 18 al 24 de enero. El número de muertes cae en ese periodo de 673 a 157

Dos mujeres se saludan al reencontrarse en la Residencia Elorduy, en Barrika (Bizkaia), tras permanecer aisladas desde el pasado agosto en diferentes burbujas de convivencia dentro del mismo centro a causa de la pandemia de covid-19.
Dos mujeres se saludan al reencontrarse en la Residencia Elorduy, en Barrika (Bizkaia), tras permanecer aisladas desde el pasado agosto en diferentes burbujas de convivencia dentro del mismo centro a causa de la pandemia de covid-19.Miguel Toña / EFE

Los contagios en las residencias de mayores se han desplomado en un mes. Los positivos han disminuido en un 95% entre el 24 de enero y el 21 de febrero, según los datos que ha publicado el Gobierno este martes y que confirman que el efecto de la vacunación se nota en estos centros. Del 18 al 24 de enero se registraron 4.439 positivos, frente a los 215 del 15 al 21 de febrero. En pleno pico de la tercera oleada en España comenzaron a administrarse las segundas dosis en las residencias, 21 días después de que comenzara la campaña de vacunación, a finales de diciembre. Siete días después comienza a notarse el efecto de la inmunización. La caída de los contagios, en la que confluyen la vacunación y que esta tercera ola está remitiendo, da esperanza a estos centros, duramente golpeados durante la pandemia. En este periodo, el número de muertes también disminuye: de 673 a 157.

Otro dato para la esperanza es que son varias las comunidades que no han tenido ya ni un solo contagio en geriátricos en la última semana registrada, la del 15 de febrero. En cinco comunidades (Asturias, Cantabria, Murcia, Navarra y La Rioja) y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla los contagios han caído a cero esa semana tras la vacunación. En otras cinco (Andalucía, Baleares, Extremadura, Madrid y País Vasco) hubo menos de 10 casos, siempre según el informe. También son varias las comunidades que no registran ninguna muerte esa semana del 15 de febrero.

En las mismas fechas también disminuyeron los contagios en el conjunto del país. Se redujeron en un 83% entre la tercera semana de enero y la tercera de febrero, según los datos del Instituto de Salud Carlos III, una reducción inferior a la registrada en las residencias. En este periodo también bajó la incidencia acumulada en España. El 25 de enero, el país rozaba la incidencia récord, con 884,70 casos por cada 100.000 habitantes en las dos semanas anteriores. El 22 de febrero era de 252,19 casos.

Es la primera vez que se conocen datos a nivel nacional de contagios en estos centros. Ahora se sabe que al menos 86.219 mayores se han contagiado en las más de 5.400 residencias que hay en España. De ellos, cerca de 68.745 corresponden a 2020. Aunque el informe, con cifras de las comunidades autónomas recopiladas y sistematizadas por los ministerios de Derechos Sociales, de Sanidad y de Ciencia, advierte de que la infranotificación de casos fue muy importante durante los tres primeros meses de la pandemia. Hasta el 22 de junio se computaron 31.816 contagios, pero entonces faltaban test y muchísimos mayores pasaron la covid sin estar contabilizados en los registros. En el documento también se advierte de que hay carencias de información en siete autonomías, entre ellas Cataluña, Madrid y Castilla-La Mancha, tres de las comunidades con mayor afectación en estos centros durante la pandemia.

Más información

Que los casos habían caído a plomo en residencias ya se apreciaba en la única información relativa a residencias centralizada hasta ahora, la que aportaba el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias cada viernes, sobre los nuevos casos diagnosticados ligados a brotes: en el documento del 22 de enero se notifican 142 brotes nuevos en centros sociosanitarios (que también incluyen residencias de personas con discapacidad, no solo geriátricos), una cifra que bajó a 42 en el informe de la semana pasada, una reducción del 70%. Aunque las medidas de protección, como la distancia de seguridad, se mantiene en los centros, la desescalada ha comenzado, por fin.

Las cifras publicadas este martes por el Gobierno muestran también una fuerte caída de las muertes en residencias de ancianos en las últimas semanas. La curva de fallecidos siempre va con retraso con respecto a la de contagios, pero aun así muestra también un gran descenso desde los 673 decesos por covid en residencias de ancianos de la semana del 18 de enero o los 719 de la siguiente a los 258 de la semana del 15 de febrero.

Aunque esa mejora se produce desde el momento en que empieza a completarse la inmunización de los ancianos residentes, es pronto para sacar conclusiones. Faltan datos para saber qué parte de la mejora se debe a la vacunación, qué parte a otras restricciones y qué parte a la remisión de la tercera ola de la pandemia.

El impacto de la covid en las residencias ha sido muy elevado: se trata de centros en los que conviven las personas más vulnerables al virus, la gran mayoría mayores de 80 años y con pluripatologías. En el informe publicado este martes se aporta además por primera vez la cifra oficial del número de fallecimientos en geriátricos: 29.408, con covid confirmada o con síntomas compatibles.

Las cifras son un claro reflejo de la evolución de la situación en los centros. Desde marzo al 22 de junio murieron 19.835 personas, a 9.859 de las cuales no se les realizó un test diagnóstico, fallecieron con sintomatología compatible con la covid. Las cerca de 20.000 muertes en este periodo duplican las 9.573 notificadas desde el 23 de junio al 21 de febrero. En lo que llevamos de año, 17.474 mayores que vivían en residencias se han contagiado del virus. De ellos, 3.268 han fallecido; prácticamente uno de cada cinco.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50