ABORTO

Nuevas protestas en Polonia por la inminente prohibición casi total del aborto

Solo se podrá interrumpir el embarazo si es producto de una violación o incesto y cuando la vida de la madre corra peligro. La restricción afecta al 97% de los abortos legales hasta ahora

Manifestación contra la reforma del aborto este miércoles en Varsovia (Polonia). En el centro de la imagen está Marta Lempart, la líder de Huelga de Mujeres.
Manifestación contra la reforma del aborto este miércoles en Varsovia (Polonia). En el centro de la imagen está Marta Lempart, la líder de Huelga de Mujeres.KACPER PEMPEL / Reuters

Los manifestantes en contra de la reforma del aborto en Polonia, que prácticamente prohíbe la interrupción voluntaria del embarazo, han vuelto a salir a las calles del país este miércoles por la publicación oficial de la nueva normativa, que se espera de forma inminente. El Tribunal Constitucional de Polonia dictaminó en octubre que el aborto por malformaciones fetales graves, como enfermedad o discapacidad, es contrario a la Constitución, pero la publicación oficial del pronunciamiento se ha retrasado, en medio de una ola de indignación y protestas en varias ciudades polacas.

Antes de este cambio, la normativa del aborto en Polonia ya era muy restrictiva. Con la eliminación de las malformaciones fetales como causa para abortar casi se elimina la interrupción voluntaria del embarazo en el país: este supuesto representaba en torno al 97% de los 1.110 abortos practicados de manera legal en el país en 2019, según los datos oficiales. A partir de ahora, solo se permitirá el aborto en Polonia si el embarazo es producto de una violación o incesto y cuando la vida de la madre corra peligro.

El alto tribunal ha publicado este miércoles los fundamentos jurídicos de la sentencia, por lo que el Gobierno ha anunciado que publicará “inmediatamente” la misma en la Revista de Leyes (equivalente al BOE), según ha informado el diario local Gazeta Wyborcza, que cita a la oficina de prensa gubernamental. Así, el movimiento Huelga de Mujeres, que encabeza las protestas, ha convocado la principal manifestación frente a la sede del Tribunal Constitucional polaco, en la capital, Varsovia.

Se han congregado varios miles de personas, entre las que se encuentra Marta Lempart, la líder de Huelga de Mujeres, y partidos políticos y grupos sociales que ya han participado en protestas similares en el pasado. En declaraciones a los medios, Lempart ha cargado contra el gobernante partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS), impulsor de la demanda para restringir el aborto, la presidenta del Tribunal Constitucional, Julia Przylebska, y los médicos que no realizarán abortos basándose en el pronunciamiento del tribunal. “Encontraremos a cada uno de ustedes. Esto es una advertencia para médicos y directores de hospitales”, ha señalado, subrayando que el movimiento “ayudará” a los facultativos que “actúen con honestidad”. “La prohibición del aborto no significa que no haya aborto. Hace que los abortos sólo estén permitidos para los ricos”, ha criticado.

“Se ha cruzado otra frontera, aunque parece que no podemos ir más lejos”, ha lamentado Katarzina, una mujer que ha acudido a la manifestación. Otros manifestantes han portado pancartas en las que puede leerse “no debisteis habernos cabreado”. Antes de la publicación del documento por parte del tribunal, ya ha podido apreciarse la presencia de policía en las calles aledañas a su sede. Desde vehículos policiales, los agentes han recordado que la manifestación es “ilegal” en el contexto de la pandemia y han pedido a los asistentes que abandonen el lugar. Además, hay convocadas protestas en otras ciudades, como Cracovia, Lodz, Breslavia, Poznan, Katowice, Gdansk y Bialystok. Según Lempart, se han registrado movilizaciones en hasta 40 ciudades polacas.

Aprobación legislativa

Un grupo de 119 diputados, encabezados por el partido Ley y Justicia (PiS), presentaron una demanda ante el Tribunal Constitucional en 2019, entendiendo que la legislación actual del aborto legaliza de facto la eugenesia. La redacción hasta ahora vigente de la ley permite interrumpir un embarazo en caso de que exista una probabilidad muy alta, que no ocurrencia, de una discapacidad o enfermedad grave del feto. La situación actual de la legislación sobre el aborto, conocida como “compromiso sobre el aborto”, se estableció en 1993. Desde entonces, ni los partidarios de liberalizar la ley ni los defensores de restringir aún más el acceso habían tenido éxito en sus esfuerzos.

Con la modificación, Polonia se acerca más a la situación de San Marino, Andorra y Malta, este último el único país de la UE que prohíbe el aborto en todos los supuestos. Se convertirá también en el primer Estado del club comunitario que retrocede en el acceso legal al aborto en la historia reciente. En el resto de la Unión, con la excepción de Finlandia (donde hay un amplio catálogo de supuestos que permiten la interrupción del embarazo), la práctica está despenalizada.

Más información