Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revocada la condena por el poema machista sobre Irene Montero

El tribunal ha considerado que prevalece el derecho a la libertad de expresión

Poema Irene Montero
La ministra de Igualdad, Irene Montero, este miércoles en el Congreso.

La Audiencia Provincial de Madrid ha revocado la sentencia de un Juzgado madrileño que condenó al autor de un poema machista sobre la ministra de Igualdad, Irene Montero, y a la revista de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria que lo publicó a pagar 50.000 y 20.000 euros, respectivamente.

El tribunal estima que prevalece el derecho a la libertad de expresión y estima el recurso de la citada asociación contra la sentencia dictada en 2018 por el Juzgado de Primera Instancia número 38 de Madrid, que declaró la existencia de intromisión ilegítima en el derecho al honor, la intimidad y la imagen de Irene Montero por la publicación de dicho poema en 2017.

El poema se titula De monjas a diputadas y está firmado con el pseudónimo El guardabosques de Valsaín tras el que se esconde el juez Lorenzo Pérez San Francisco. Los versos del poema insinúan que los cargos políticos de la portavoz de Podemos y de la exdiputada Tania Sánchez se deben a los "apetitos inconstantes" del líder de la formación, Pablo Iglesias: "La diputada Montero/ Expareja del coleta/ Ya no está en el candelero/Por una inquieta bragueta/ Va con Tania al gallinero".

La Audiencia califica de satírico el poema y señala que aun conteniendo una opinión "emitida en un tono hiriente y molesto se encuentra amparado por el ejercicio de la libertad de expresión" por lo que entiende que no se ha vulnerado el derecho al honor de Irene Montero. Tampoco aprecia intromisión del derecho a su intimidad personal pues el hecho de que Irene Montero "es pareja sentimental del secretario general del partido político al que pertenece -el actual vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias- es un hecho notorio y no ha sido el poema el que la ha divulgado".

"El poema denota por sí mismo su carácter sarcástico y puramente humorístico ajeno a toda pretensión de reflexión seria sobre la cuestión", añade el tribunal, que recuerda que "la demandante es diputada y persona de evidente notoriedad pública". La Sala argumenta que la libertad de expresión no solo ampara expresiones u opiniones inocuas sino también otras mordaces, molestas o desabridas e incluso las que, si bien aisladamente pueden ser ofensivas o inapropiadas, apreciadas en el conjunto del texto quedan amparadas por la libertad de expresión, máxime cuando el destinatario de la crítica u opinión es un personaje público".

Destaca que "la libertad de expresión constituye uno de los pilares de toda democracia, la cual no puede existir realmente sin ella". La resolución recuerda que la asociación judicial emitió a través de su cuenta de Twitter un comunicado en el que rechazaba el texto del poema y lamentaba el daño que la publicación hubiera podido ocasionar.

En su demanda Irene Montero alegó que el poema constituía "una intolerable burla sexista" al reducirla "a la condición de 'pareja de' por el hecho de ser mujer, haciendo ver que el cargo público que ostenta la demandante depende de los deseos sexuales de un hombre".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información