La crisis del coronavirus

El primer curso que acredita a los trazadores de contagios

La Escuela Andaluza de Salud Pública entrena a distancia a 600 profesionales para seguir las cadenas de transmisión

Sede de la Escuela Andaluza de Salud Publica, en Granada.
Sede de la Escuela Andaluza de Salud Publica, en Granada.Fermin Rodriguez

Los trazadores de enfermedades no son nuevos en el ámbito de la medicina. Sí lo son más en el ámbito de la atención primaria. Hasta la pandemia actual, el trazado de contactos de personas enfermas se ha circunscrito sobre todo a los servicios de vigilancia epidemiológica que, llegado el caso, monitorizan casos de tuberculosis, meningitis o, entre otros, sarampión. Con la covid-19, el área de vigilancia se amplía a toda la sociedad y, por ello, se traslada al primer eslabón de los cuidados sanitarios, los centros de salud. La Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) ha puesto en marcha el primer curso de formación para trazadores, dirigido a los sanitarios de centros de salud encargados del seguimiento de los contactos estrechos de los futuros nuevos casos de covid-19.

Alberto Fernández, profesor de la EASP y responsable del curso, explica que la razón de ofrecer esta formación surgió tras observar en diversos foros europeos que ante la desescalada “se discutía mucho del número de trazadores necesarios y de qué perfil debían reunir, pero no de la formación que necesitaban”. A partir de ahí, pusieron en pie un curso online, acreditado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, en el que ya se están formando los 600 trazadores que harán esta función en la comunidad andaluza. Se trata, explica, de un curso sincrónico –que cada uno puede hacer a su ritmo y cuando pueda– y que, por decirlo de algún modo, no permite trampas. Hay que completar absolutamente todos los pasos y responder todas las preguntas bien para que te permita continuar, explica Fernández.

Guadalupe Fontán, es enfermera del Consejo General de Enfermería, entidad que agrupa a más de 300.000 enfermeras y enfermeros en España, y coordinadora de las enfermeras que están trabajando en el grupo de coronavirus del Ministerio de Sanidad, admite que no conocen ningún curso similar en el país. De hecho, explica, el proceso de puesta en marcha de los trazadores, o rastreadores, está aún en desarrollo y no existe un modelo único en España. “Cuando hemos buscado la figura de la enfermera trazadora, como tal, solo hemos encontrado algunos casos en Lleida y no son personas que hayan recibido una formación específica, sino personas de atención primaria que han desarrollado algún tipo de protocolo propio”.

Más información

Los participantes de este curso de la EASP han sido seleccionados por los responsables de cada uno de los centros de atención primaria de Andalucía. La mayoría de quienes siguen el curso, según Fernández, son enfermeras, aunque también ha sido designado algún médico, psicólogo... El temario trata cuatro asuntos: aspectos básicos de la covid-19 y su prevención, trazado de contactos estrechos en la contención de la enfermedad y dos especialmente necesarios y los menos conocidos por los sanitarios como son habilidades para una comunicación efectiva y la realización de entrevistas y prevención de riesgos laborales en las entrevistas directas con los contactos estrechos.

Las habilidades comunicativas son fundamentales, cuenta Fernández, porque “hay que convencer a gente que ha estado dos meses y medio confinada y que no tiene síntomas que tiene que volver a encerrarse dos semanas y contarnos con quién ha estado”. Eso, no hay duda, hay que saber hacerlo muy bien. El otro asunto que suscita mucho interés es cómo actuar desde el punto de vista de la autoprotección en caso de estar frente a alguien positivo en covid-19 y cómo manejar correctamente el material sanitario y de protección en estos casos.

El perfil de los usuarios del curso de la EASP es mayoritariamente gente con experiencia en la covid-19 que se enfrentan al estudio con conocimientos previos, “pero todos aprenden algo nuevo”, dice Fernández. Luego, el curso ofrece un seguimiento que resulta fundamental a los alumnos y alumnas porque el día a día en las consultas supera todo lo que cualquier curso pueda tener previsto. De hecho, una de las herramientas más exitosas es el foro, donde los inscritos preguntan a los tutores las dudas, “principalmente sobre procedimientos” que surgen del trabajo diario explica Alberto Fernández. Luego está la volatilidad de las normas y protocolos, que cambian con frecuencia en estos días. También el curso cuenta con una sección en la que se informa a los trazadores de las novedades en su ámbito.

Alberto Fernández ha intentado recabar información sobre otros cursos como el suyo, acreditados y reconocidos oficialmente, y no ha encontrado en Europa. Sí los hay, explica, en Estados Unidos, un MOOC (Masive Online Open Course o cursos online masivos abiertos, en español) de la John Hopkins University y alguno más.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50