La Policía atribuye otro homicidio al detenido por el caso Marta Calvo

Las pruebas de ADN confirman que Jorge Palma estuvo con una prostituta que murió intoxicada por cocaína el pasado año en Valencia

Jorge Ignacio Palma, detenido por la desaparición de Marta Calvo, en una imagen tomada a principios de diciembre.MÓNICA TORRES / VÍDEO: ATLAS

La Policía Nacional atribuye un nuevo delito de homicidio a Jorge Ignacio Palma, detenido por la desaparición de Marta Calvo el pasado 7 de noviembre. Las pruebas de ADN confirman que el colombiano de 38 años, que confesó haber descuartizado el cuerpo de la joven valenciana, estuvo con una prostituta antes de fallecer el 15 de junio. En un principio, la muerte de esta colombiana se atribuyó a una sobredosis por cocaína tras haber mantenido relaciones con un cliente. El caso se reabrió tras conocer el modus operandi de Palma, que reconoció haber empleado grandes dosis de cocaína para practicar sexo con la chica desaparecida en su casa de la población valenciana de Manuel, si bien aseguró que esta murió accidentalmente. Ese modus operandi se ha repetido en al menos cinco prostitutas que han denunciado al exconvicto por narcotráfico al introducirles por vía anal y vaginal grandes cantidades de droga sin su consentimiento, según los testimonios recogidos por la Guardia Civil. Ahora, la Policía Nacional ha podido establecer la relación de Palma con el caso de la prostituta colombiana y suma así más pruebas contra él, según fuentes judiciales que recoge Efe. Mientras tanto, se sigue buscando el cuerpo de Marta Calvo.

Los informes del Instituto Nacional de Toxicología han determinado que la mujer cuyo cadáver fue hallado el 15 de junio en un domicilio de la avenida de la Plata de Valencia murió después de que se le introdujera en la vagina y por vía anal una gran cantidad de cocaína. Paralelamente, las pruebas de ADN recogidas en el domicilio de la fallecida han constatado que el colombiano estuvo en su domicilio y ha procedido a su acusación formal en la prisión de Picassent, donde se encuentra tras entregarse el 4 de diciembre a la Guardia Civil de Carcaixent. La juez de Alzira mandó a Palma a prisión provisional sin fianza por un delito de homicidio, sin menoscabo de que la calificación pueda variar conforme avanza la investigación.

La Policía también imputa a Palma una tentativa de homicidio a una tercera mujer, sin que hayan trascendido más detalles sobre el asunto. Junto a estos dos delitos (el homicidio en la avenida de la Plata y la tentativa de homicidio), las fuerzas de seguridad siguen la muerte de una prostituta de origen brasileño que falleció el pasado abril en el barrio valenciano de Russafa. En cuanto la joven entró en convulsión tras practicar sexo y consumir cocaína con Palma, este se marchó de la vivienda sin prestarle auxilio. Sus compañeras la pudieron atender, pero murió en el hospital días después. En su confesión, el detenido justificó su decisión de descuartizar el cuerpo de Marta Calvo y arrojar sus restos en varios contenedores de la provincia de Valencia porque entró en pánico al pensar que le podrían relacionar con este caso anterior. La Guardia Civil duda de esta versión.

Dado que no se ha encontrado el cuerpo, los investigadores, tanto de la Guardia Civil (competente en la desaparición de Calvo en un pueblo valenciano) como de la Policía (responsable de los casos acaecidos en la ciudad), están recabando todas las pruebas e indicios posibles para armar la acusación contra Palma. La figura del homicidio con dolo eventual es una de las posibilidades. Según fuentes jurídicas, hay dolo eventual cuando el autor sabe que existe la posibilidad de que su acción provoque la muerte de otra persona y a pesar de ello continúa con esa acción. La pena por este delito se sitúa entre los 15 y los 22 años.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50