Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos mujeres acusan al detenido en el caso de Marta Calvo de intoxicarlas en una cita sexual

Las fuerzas de seguridad investigan si Jorge Palma causó la muerte de otras cinco mujeres en España

Búsqueda de restos de Marta Calvo, este viernes en el vertedero de Dos Aguas (Valencia). En vídeo, el subdelegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Roberto González Cachorro, confirma la denuncia de una mujer que asegura haber sido víctima de Jorge Palma. MÒNICA TORRES | Vídeo: Europa Press

Los indicios que apuntan a una actuación criminal de Jorge Ignacio Palma contra un número todavía por determinar de mujeres siguen aumentando. Dos mujeres han declarado que Palma las intoxicó con elevadas cantidades de cocaína durante la práctica sexual conocida como fiesta blanca, según han asegurado este viernes a EL PAÍS fuentes cercanas a la investigación. Se trata de la misma práctica que Palma ha declarado que realizó con Marta Calvo y que según él causó la muerte de la joven, a la que después habría descuartizado y lanzado en varios contenedores, según confesó. Y del mismo modus operandi que se sospecha que acabó con el fallecimiento de otras dos mujeres, una brasileña y una colombiana, este mismo año en Valencia.

Los investigadores de la Guardia Civil y la Policía Nacional tienen de este modo indicios que relacionan a Palma con la muerte de tres mujeres y dos más, que sobrevivieron, le acusan de haberlas sometido al mismo tipo de práctica peligrosa. El hombre habría contratado en todos los casos sus servicios como prostitutas, les habría suministrado grandes cantidades de cocaína de gran pureza, y, además de consumirla nasalmente, se la habría introducido, al menos en algunos de los casos, por la vagina y el recto, presentando esta última vía un riesgo especialmente alto de provocar una sobredosis. El juez que investigó la muerte de la mujer brasileña el pasado mes de abril ha reabierto el caso, informa Efe.

Una de las denunciantes ha contado que se quedó dormida después de Palma le diera una bebida alcohólica. Y que al despertar encontró restos de cocaína en sus genitales, según adelantó este viernes Levante-EMV. La absorción de la cocaína aumenta con el tiempo en que las mucosas de una persona están en contacto con la droga, por lo que demostrar la inducción al sueño mediante algún tipo de sedante sería una prueba clave para considerar a Palma culpable de asesinato. Aunque demostrar este último extremo parece, según fuentes de la investigación, complicado.

El número de víctimas puede, además, aumentar. Las fuerzas de seguridad están revisando otros cinco casos de muertes similares ocurridas en distintos puntos de España para determinar si Palma, colombiano, condenado por narcotráfico en Italia tras ser interceptado en 2008 con nueve kilos de cocaína de gran pureza y detenido en Pamplona en 2017 por traficar con la misma droga, estuvo detrás de las mismas.

El subdelegado del Gobierno en Valencia, Roberto González Cachorro, ha dicho este viernes, sin embargo, que se trata de hipótesis y que las investigaciones descartan por ahora que Palma sea un asesino en serie o múltiple. Antes de confirmar esta teoría "tienen que confirmarse muchísimas más cuestiones. Yo sé que ha habido alguna noticia en ese extremo, pero hay que decir que todavía no estamos en esa fase", ha dicho.

"Es fundamental descubrir si todas estas prácticas eran voluntarias o pueden haber sido aplicadas sin el conocimiento de la propia víctima. Y para ello será necesario un trabajo lento, minucioso y sin avances espectaculares cada día", ha afirmado González Cachorro, en declaraciones recogidas por Efe. Así, la prioridad de las investigaciones ha pasado a ser el estudio de "todos los casos susceptibles de poder tener una relación" con el modo de operar del sospechoso. El subdelegado ha pedido a todos los que "tengan algún caso que pueda tener alguna relación" que lo comuniquen a las fuerzas de seguridad.

Este viernes continúa la búsqueda de los restos de Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas (Valencia).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >