Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso retoma el debate de la eutanasia con una mayoría favorable a su regulación

El bloqueo político amenaza la regulación de la muerte digna, que en la anterior legislatura se topó con el bloqueo del PP y Ciudadanos

 Maribel Tellaetxe, sentada, entre sus hijos, David y Rut, y junto a su marido, Txema Lorente
Maribel Tellaetxe, sentada, entre sus hijos, David y Rut, y junto a su marido, Txema Lorente

El pleno del Congreso de los Diputados ha debatido este martes la toma en consideración de la proposición de ley presentada por el PSOE para regular la eutanasia, una iniciativa que parece condenada a tropezar con la inestabilidad política española. Si hace unos meses fue el adelanto electoral el que paralizó su tramitación, ahora es el bloqueo en la formación del Gobierno el que amenaza a un proyecto que cuenta por segunda legislatura con una mayoría de diputados favorables en la Cámara Baja.

El texto presentado por los socialistas pide “reconocer el derecho a poner fin a la propia vida en caso de enfermedad grave e incurable, o de una enfermedad grave, crónica e invalidante” que cause un “sufrimiento insoportable”. La proposición, como hiciera su antecesora, brinda a médicos y profesionales sanitarios la posibilidad de acogerse a la “objeción de conciencia” y establece unas comisiones de “control previo” que deberán autorizar las eutanasias aprobadas por dos médicos.

El socialista Patxi López reconoció que “este no es un debate nuevo” y tras lamentar los retrasos que han impedido que España cuente hoy con una ley de eutanasia —de los que acusó a PP y Ciudadanos— pidió “disculpas porque para algunas personas, para muchas, ya llegamos tarde: Ramón Sampedro, Inmaculada Echevarría, María José Carrasco, Maribel Tellaetxe... y todas las personas que han tenido que soportar la desesperación del sufrimiento sin límite", ha lamentado López.

El portavoz del PP, José Ignacio Echániz, respondió calificando la ley de “ingeniería social deconstructiva”. “Una ley de eutanasia presiona a las personas a escoger una muerte anticipada en caso de sufrimiento”, antes de concluir afirmando que la eutanasia es “lo fácil, lo cómodo, lo sencillo y lo barato”. Esta expresión enervó a Patxi López, que inquirió a Echániz: “¿Es usted capaz de mirar a la cara de las familias que han pedido la eutanasia y decir que han elegido lo fácil, lo cómodo y lo barato?”. "¿Con qué catadura moral?", ha exclamado el portavoz socialista, que ha reiterado que aprobar la ley "es una cuestión ética y de humanidad".

“Electoralismo”

Los populares han acusado al PSOE instrumentalizar el pleno por "electoralismo", crítica que desde las antípodas ideológicas también han recibido los socialistas desde Unidas Podemos. Noelia Vera, ha reconocido sentirse "incómoda" con la intervención "en términos electoralistas" del Patxi López, mientras Eva García Sempere (IU) ha acusado a los socialistas de hacer "campaña con el dolor de la gente".

La regulación de la eutanasia cuenta con una mayoría suficiente para salir adelante, según la composición actual del pleno. Socialistas, Unidas Podemos, PNV, ERC y otras formaciones minoritarias ya mostraron en el anterior periodo de sesiones su apoyo a la muerte voluntaria, aunque con algunas diferencias de forma.

Ciudadanos, que en esos meses jugó un papel ambiguo —ralentizó la tramitación del texto desde la Mesa del Congreso mientras en público se mostraba más favorable a la iniciativa—, se ha posicionado ahora a favor. Melisa Rodríguez ha anunciado el voto favorable de su partido, pero ha pedido al PSOE que antes "traiga" un acuerdo de Gobierno y deje de "engañar" a los pacientes que "sufren". Vox, por su parte, se ha sumado al PP en su rechazo frontal a la regulación de la eutanasia.

Los argumentos utilizados por los partidarios de la muerte voluntaria son que incluso con un pleno desarrollo de los cuidados paliativos, seguirá habiendo personas sin un pronóstico de muerte inminente y con gran sufrimiento que necesitan una ley que les permita adelantar el fin de su vida con plenas garantías, tanto para ellos como para los facultativos que intervengan en el proceso.

La eutanasia también cuenta con un apoyo mayoritario entre la sociedad española, según ha venido reflejando el Centro Investigaciones Sociológicas (CIS). “Es un apoyo claro y, además, consistente en el tiempo desde hace más de una década”, explicó a este diario Rafael Serrano-del-Rosal, investigador y director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados-CSIC, el pasado mes de octubre. El 58% de los españoles contestan que “sí” cuando se les pregunta si apoyan la regulación frente a solo el 10% que se muestra en contra “con seguridad”. Entre el resto de opciones intermedias, la más importante (15%) es la que afirma: “Creo que sí, pero no estoy totalmente seguro”.

Esta es una de las dos iniciativas presentadas este verano para regular la muerte voluntaria, ya que Unidas Podemos registró otra proposición de ley en el mismo sentido también el pasado mes de julio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >