Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos padres de Albacete, en prisión por la muerte de sus dos bebés en año y medio

Los dos pequeños, que vivían en Caudete, tenían cuatro meses en el momento del fallecimiento. El primero tenía fracturado el cráneo y el segundo varias costillas rotas

Un guardia civil, en una imagen de archivo. En vídeo, crónica del suceso.

Un matrimonio de Caudete (Albacete), G. R. T., de 28 años, y A. M. G., de 27, está en prisión provisional desde comienzos de julio por la muerte de sus dos bebés, unos sucesos que ocurrieron con un año y medio de diferencia. Los dos pequeños tenían la misma edad cuando murieron, cuatro meses. Las autopsias revelaron que el primero de los pequeños tenía fracturado el cráneo, mientras que el segundo tenía varias costillas fracturadas, según han confirmado fuentes de la investigación. A falta de que los expertos valoren e interpreten los informes forenses, señalan las mismas fuentes, los pequeños presentaban lesiones "raras" pero no las propias de una agresión:  "No había hematomas, ni quemaduras, ni nada de ese estilo", señalan. 

La muerte del primer hijo se produjo en enero de 2018, en el Hospital General de Albacete, como adelanta este viernes el diario El Mundo. Mientras, el segundo bebé falleció el 29 de junio de este año, en el domicilio familiar, donde se encontraba con los padres, que llamaron a los servicios de emergencia.

Los investigadores de la Guardia Civil abrieron una investigación tras interrogar a los padres por el primer bebé fallecido. "Se trata de unas personas de un estrato social muy bajo", señalaban fuentes próximas al caso, con una "enorme falta de habilidades y destrezas" para ejercer como padres. 

Los progenitores de los niños achacaron la muerte del primer bebé a una negligencia médica, ya que supuestamente el niño habría fallecido tras suministrarle una vacuna, si bien la autopsia reveló que el pequeño tenía fracturado el cráneo. Sus progenitores no pudieron dar una explicación convincente de lo sucedido.

Homicidio imprudente

En el transcurso de la investigación de la Guardia Civil para tratar de esclarecer la primera muerte se produjo el fallecimiento del segundo de los hijos de la pareja, Dylan. A las 11.17 horas del pasado 29 de junio, el bebé fue atendido por los servicios médicos, que certificaron el fallecimiento por muerte súbita. Sin embargo, la autopsia confirmó que tenía fracturas en varias costillas.

Ambos progenitores fueron detenidos el pasado 4 de julio y el juzgado encargado del caso ordenó su ingreso en prisión, de forma provisional, en la cárcel de La Torrecica, en Albacete, donde permanecen acusados de homicidio imprudente, aunque es una acusación que podría cambiar la Fiscalía.

Tras la muerte del primero de los pequeños, la madre publicó en Facebook una foto de él y un mensaje en el que indicaba que "esto lo van a pagar lo que te han hecho". El mensaje sigue publicado en su perfil de la red social.

Los servicios sociales, "muy encima de la pareja desde el nacimiento del segundo hijo", según fuentes del caso, "no percibieron nada raro". Los vecinos aseguraron no ver tampoco nada extraño en la casa, "un piso normal, ni demasiado limpio ni demasiado sucio", señalan fuentes de la investigación. "El niño lloraba como cualquier otro", declararon algunos conocidos de los padres, de quienes señalaron que "de vez en cuando ponían muy alta la música". 

Según El Mundo, y confirman fuentes de la investigación, el padre trabajaba desde hacía unos meses en una empresa de jardinería de Caudete, mientras que la madre no tenía trabajo en estos momentos, aunque había estado empleada en la industria de fabricación de calzado. Los dos son, según el diario, voluntarios en el servicio de Protección Civil de la localidad, y mantienen su inocencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información