Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a 19 años de prisión el ‘violador de Opañel’ por cinco agresiones sexuales

Anthony Fernando V. S. seguía a las víctimas, la mayor de 20 años, desde la estación de metro en el madrileño barrio de Carabanchel

Dos policías patrullan a Carballo en el distrito de Carabanchel.
Dos policías patrullan a Carballo en el distrito de Carabanchel.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Anthony Fernando V. S., conocido como el violador de Opañel, a un total de 19 años y medio de prisión por agredir sexualmente a cinco jóvenes en las inmediaciones de la parada de Metro de este nombre, en el madrileño barrio de Carabanchel. El condenado seguía a las víctimas, dos de ellas de solo 14 y 16 años de edad, desde el interior del suburbano. Ya en la calle, las abordaba por la espalda y las agarraba por el cuello "con mucha violencia", según la sentencia. Tras agredirlas sexualmente, las amenazaba de muerte si lo denunciaban y, en ocasiones, las robaba. Las agresiones se produjeron en 2017. Anthony Fernando V. S. fue detenido en diciembre de ese año.

Durante el juicio, celebrado en la Sección 23 de la Audiencia, el agresor reconoció los hechos, por lo que la sentencia se ha dictado de conformidad. También las víctimas se ratificaron en sus declaraciones previas y en los reconocimientos en rueda que se practicaron durante la instrucción. Anthony Fernando V. S., nacido en Ecuador y que en la actualidad tiene 23 años, tenía antecedentes penales por robo con violencia. El condenado, según los hechos probados, actuaba siguiendo un patrón, siempre al amanecer y en una zona determinada.

Las víctimas eran muy jóvenes: tenían entre 14 y 20 años en el momento de los hechos. Los dos primeros ataques se produjeron el 26 de febrero de 2017, con algo más de una hora de diferencia. La primera víctima, de 20 años, fue abordada por Anthony Fernando V. S.hacia las siete de la mañana en la calle. Tras exigir a la víctima que le entregara el móvil, que la joven, muy nerviosa, no pudo entregar, la empujó contra un coche y tras forcejear violentamente con ella, la penetró analmente y después le quitó 20 euros. A consecuencia de la agresión, sufrió lesiones y un "trastorno postraumático grave que le impidió hacer vida laboral durante 90 días", y después ha padecido como secuela "estrés postraumático con consecuencias personales, laborales y sociales graves que le impidieron y limitarán sus relaciones personales futuras", según la sentencia.

Hacia las 8.30 del mismo día, el condenado inmovilizó a la segunda víctima, de 16 años, mediante asfixia. Tras quitarle el teléfono y las llaves, le tocó la vagina por encima de la ropa y trató de desabrocharle el pantalón para violarla, pero huyó al no conseguirlo.

Los dos siguientes ataques se produjeron también en un mismo día, el 5 de marzo. Sobre la 1.50 de la madrugada, Anthony Fernando V. S. agarró del cuello y tiró al suelo a una joven de 18 años, a la que tras ponerle el pie sobre la cabeza, darle un bofetón y volver a tirarla al suelo, le tocó sus partes íntimas por fuera de la ropa. Ese mismo día, sobre las 6.45, y tras utilizar el mismo método descrito anteriormente, rodeó con sus brazos a otra joven de 19 años y la tocó en la zona vaginal.

La última agresión denunciada se produjo el 18 de junio. Sobre las 7.30, el condenado tapó la boca y agarró por detrás a una chica de 14 años, le quitó el móvil, valorado en 528 euros, y momentos después le agarró nuevamente para agredirla y tocar la vagina, pesea la resistencia de la menor.

Para imponer las penas, el tribunal ha tenido en cuenta la atenuante de drogadicción, ya que en el momento de los hechos, el condenado era adicto a la cocaína y al hachís "por lo que tenía levemente afectadas sus capacidades en el momento de la comisión de los mismos".

La sentencia establece además la prohibición para el agresor de residir en el barrio de Carabanchel durante 10 años, en los que estará sometido a libertad vigilada, así como de acercarse a menos de 500 metros de las víctimas o de comunicarse con ellas. También deberá seguir un tratamiento de reinserción

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información