Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La mediación en las aulas no busca culpables sino responsables”

Vicent Ginés, especialista en mediación, asegura que el 90% de los conflictos suelen producirse por la falta de comunicación entre las personas

acoso escolar bullying
Vicent Ginés, especialista en mediación, durante unas prácticas con alumnas del centro educativo valenciano La Gavina.

“Puedes tener razón o puedes ser feliz. La mediación parte de esta premisa”, defiende con pasión Vicent Ginés, docente y especialista en mediación de conflictos, una disciplina que se estableció en España hace unos 15 años. Ginés, al frente de la consultora valenciana Pon Solución, forma a alumnos y profesores en la resolución y prevención de conflictos en las aulas: “El acoso no es mediable y exige cirugía. Ahora bien, por suerte, ni el 90% de lo que vemos en los medios de comunicación como acoso, lo es en realidad. Es violencia grave pero no acoso, que tiene una tipología concreta y afortunadamente es mínima”, precisa este paladín del diálogo.

Cuando con 14 años, Ginés se subió al carro de la mediación, solo 15 alumnos se dedicaban a ello en un instituto de mil alumnos. Hoy, en algunos centros de Secundaria, hay hasta 70 o 90 jóvenes voluntarios dispuestos a enfriar y reconducir enfados y peleas entre compañeros. Son personas dentro de cada clase sensibilizadas en la detección del conflicto y que lo paran antes de que se agrave. Y en cuanto a perfiles, se dan dos habitualmente: el del alumno dispuesto a ayudar y con capacidad de diálogo, empatía y liderazgo —actitudes que no suelen puntúar en la escuela—, y el niño problemático que busca su lugar en el mundo y sentirse útil a través de la mediación. Son los mejores con gran diferencia por su empatía y bagaje ante el sufrimiento ajeno.

“Tenemos que diferenciar el conflicto de la violencia. Es clave", subraya Ginés. "Una pelea no es un conflicto, es la peor respuesta a un desencuentro pero donde debemos mediar es en el motivo que genera la bronca”, expone este experto, autor del libro Mediación desde cero. Ginés echa mano de su experiencia y afirma que el 90% de los conflictos suelen producirse por la falta de comunicación entre personas. La mediación propone educar en valores y generar espacio y tiempo para que los menores dialoguen.

“La mediación”, añade el docente, “va de la mano de la gestión emocional”. No busca culpables, ni victimizar a nadie, sino responsables: qué puede hacer cada persona para evitar la situación y si se da, aminorar su efecto o repararla, enfatiza Ginés,

La irrupción de las nuevas tecnologías y su mal uso impacta de lleno en la vida de preadolescentes y adolescentes y, en ocasiones agranda los conflictos. No hay interacción entre ellos y luego, en la vida real, no saben enfrentarse a determinadas situaciones porque las redes sociales ocultan las emociones. “Como tengo una pantalla, me atrevo a decir cosas que en realidad no siento, y se desencadena la ofensa y el conflicto. Y algo que se origina a través de un whatsapp, llega a la escuela y explota”, apunta tras aconsejar a los adultos que, si quieren ayudar a sus hijos en el manejo y control de las redes sociales, aprendan antes a usarlas.

“Hay que educar desde el conocimiento y el ejemplo”, defiende Ginés. No se educa desde la palabra, “prohibiendo al adolescente que use el chat mientras el padre o madre está enganchado al Facebook. No podemos negar que las redes sociales forman parte de la vida de los jóvenes pero hace falta que los adultos nos formemos y establezcamos unas pautas”, concluye mientras recuerda que el whatsapp es oficial y legalmente para mayores de 14 años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información