Un juez ordena un alejamiento contra un alumno de la escuela de policía por presuntos “tocamientos”

El centro de Ávila planea expedientar y suspender provisionalmente al aspirante denunciado por una compañera

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la graduación de los 1.200 policías en la escuela de Ávila en junio pasado.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la graduación de los 1.200 policías en la escuela de Ávila en junio pasado.Jaime Villanueva

La comida de Navidad y de despedida del año entre un grupo de alumnos de la escuela de Ávila, donde se preparan todos los aspirantes a formar parte del Cuerpo Nacional de Policía, acabó el pasado día 14 de diciembre más tarde de lo previsto, bien entrada la noche en un local del centro de la ciudad. Y dejó una resaca que terminó en denuncia por presuntos abusos sexuales ante un juzgado de la ciudad castellanoleonesa.

Más información
Los policías ya quieren venir
Interior pone la formación policial en manos de una universidad católica
El parto de nuevos policías

Una joven denunció a un compañero, tres días más tarde, por presuntos “tocamientos”, según fuentes policiales. El juez ha ordenado el “alejamiento” del presunto agresor de la víctima como medida cautelar y así se lo ha notificado a la academia de policías.

La escuela planea abrirle un expediente disciplinario al alumno y “suspenderle provisionalmente” el curso mientras se celebra el juicio y se dicta la sentencia. “Actualmente, el alumno que ha sido acusado por su compañera se encuentra de vacaciones hasta el día 8 de enero”, aseguran las mismas fuentes. En caso de que él sea condenado por un delito sexual “será apartado”, adelantan fuentes policiales.

Fuentes próximas a la Escuela de Policías de Ávila han señalado que el día de los hechos “la celebración se alargó hasta muy tarde y, en general, se bebió más de la cuenta, como suele suceder en estas situaciones”. El caso se encuentra abierto en el juzgado, tras declarar tanto el acusado como la presunta víctima, así como varios testigos, y manifestar “posturas confrontadas” y la inexistencia de “pruebas físicas”, según señalan fuentes policiales.

Será el juez el que determine y valore las versiones aportadas por las partes y, en caso de que prospere la denuncia, el tipo de delito contra la libertad sexual que presuntamente se ha cometido.

La última promoción de la Escuela de Policías de Ávila estuvo formada por 1.200 policías, que juraron sus cargos el pasado mes de junio en presencia del ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska.

 

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS