Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía libera en Huelva a una menor embarazada que fue vendida por sus padres por 8.000 euros

Los progenitores, que habían denunciado un falso rapto en Rumania, han sido detenidos junto a tres personas más

Imagen de archivo de la policía. En vídeo, declaraciones de la portavoz de la Policía Nacional, María Buyo.

La policía ha liberado en Huelva a una menor rumana embarazada que fue vendida por sus padres a cambio de 8.000 euros. La chica, de 16 años, fue enviada desde Rumania a España mediante un documento en el que los progenitores autorizaban a su hija a salir del país y residir en Huelva. Allí fue entregada a una familia rumana para que contrajera matrimonio. La policía ha detenido ahora a cuatro personas en la provincia de Huelva, entre ellos a la madre de la joven, y además el padre ha sido arrestado en Rumania por las autoridades de este país.

Tras la venta, los padres denunciaron falsamente el rapto de la menor. Según dijeron, la chica había sido secuestrada en la calle por cuatro individuos, que supuestamente la metieron en un coche a la fuerza y la enviaron a España. La investigación policial ha revelado, sin embargo, que en realidad fueron los padres quienes vendieron a su hija. 

Los progenitores aseguraron en su denuncia que su hija había contactado con ellos desde España diciendo que había sido obligada a casarse con un hombre. Supuestamente, más adelante la menor les contó que le pegaban y obligaban a prostituirse en clubes de alterne y les pidió dinero para regresar a casa. Los padres incluyeron en la denuncia una fotografía que supuestamente la menor envió a su hermano, en la que aparecía con el brazo escayolado y un ojo morado.

En realidad, según la policía, la familia pretendía recuperar a la chica de 16 años para realizar una segunda venta, esta al parecer más rentable, a otro ciudadano rumano con mayor capacidad adquisitiva. Los únicos pagos que la policía ha podido constatar son los que la madre de la menor recibió por su venta, pero en ningún caso ha quedado probado que las cantidades que los padres alegaron que su hija les reclamaba se hubieran llegado a entregar.

En una primera intervención policial se ha detenido por un delito de trata de seres humanos a través de matrimonios forzados a tres miembros de la familia rumana que supuestamente tenía retenida a la menor. Se trata de la matriarca y dos de sus hijos. Uno de ellos es el marido de la chica, a quien también se imputa un delito de abusos sexuales. Para la detención de los padres de la joven embarazada se solicitaron órdenes europeas por simulación de delito y trata de seres humanos. Cuando se supo que la madre se encontraba en Huelva, fue arrestada de inmediato.

La menor ha sido trasladada a un centro de menores dependiente de la Junta de Andalucía, donde está siendo atendida. La Federación de Asociaciones Rumanas de Andalucía pide que no se vincule con nacionales de ese país la lacra de la venta de menores, que se da en entornos de suma pobreza, aunque reconocen que los últimos casos que han trascendido están relacionados con familias rumanas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información