Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis universidades europeas crean una “alianza académica con vocación europeísta”

Granada lidera ARQUS, un proyecto que reúne a 290.000 estudiantes, 22.000 docentes y que partió de una idea de Macron

Campus de la Salud de Granada.
Campus de la Salud de Granada.

Lyon en Francia, Padua en Italia, Leipzig en Alemania, Graz en Austria, Vilnius en Lituania y Granada en España. Estas seis universidades europeas, todas ellas situadas en ciudades de tamaño medio y con varios siglos de historia en sus rectorados, han creado ARQUS European University Alliance, que se define como “una alianza académica, de investigación, de actividad cultural y de compromiso ciudadano que deberá forjar una educación superior verdaderamente europea, capaz de desarrollar proyectos conjuntos en todos los ámbitos de la actividad universitaria así como iniciativas internacionales compartidas”. El liderazgo de esta nuevo consorcio educativo y de investigación corresponde a la Universidad de Granada (UGR).

Las seis universidades que configuran ARQUS aúnan a 290.000 estudiantes, 22.000 docentes y 15.000 miembros de administración y servicios, una gran comunidad universitaria que ha comprobado que la “multilateralidad, las redes y la firme convicción europeísta” es la única forma de no perder el paso en estos tiempos, explica Dorothy Kelly, coordinadora del proyecto y vicerrectora de Internacionalización de la Universidad de Granada.

Esta alianza, continúa Kelly, tiene su origen en una idea lanzada por el presidente francés, Emmanuel Macron, en octubre de 2017. Macron habló entonces de la necesidad de crear “universidades europeas”. A esa idea, continúa Kelly, le dio forma la Comisión Europea y la pasada primavera, “en la UGR decidimos apostar por ello, y comenzamos la búsqueda de socios fiables y con las características que queríamos para este proyecto, que buscamos sea de largo recorrido y con vocación de estabilidad y permanencia”. Este martes en Bruselas, ARQUS se ha convertido en una realidad en un acto al que han acudido representantes de las seis instituciones para firmar su acta de constitución.

Los socios de este nuevo consorcio de educación superior están convencidos de que, conjuntamente, las seis instituciones tienen "el potencial de progresar más rápidamente y de modo más firme que de modo unilateral”, como ha afirmado la alianza en un comunicado. La unión, además, no supondrá la pérdida de la identidad individual de cada miembro, sino la suma de sus potencialidades en busca de unos beneficios que, explica la vicerrectora Kelly, “darán más oportunidades de movilidad, más diversificación y mayor oferta de programas conjuntos a estudiantes y docentes”. ARQUS servirá para empujar más si cabe el fuerte tirón de movilidad que vive la universidad granadina, que según ha comentado Pilar Aranda, rectora de la UGR, “supera desde hace años el umbral fijado por la Unión Europea del 20% de estudiantes que al terminar sus estudios deben haber tenido una experiencia internacional significativa”.

La elección de las distintas universidades ha seguido criterios muy específicos. Todas están situadas en ciudades europeas medianas y las seis, dice Dorothy Kelly, “tenemos un claro y profundo compromiso con el desarrollo local y regional”. Por ello, esta nueva alianza universitaria –o la nueva universidad europea en palabras de Macron– tendrá ventajas más allá de la comunidad universitaria. La rectora de la UGR explica que “ARQUS aportará beneficios a docentes, alumnos y personal de administración y servicios pero también, y esto es muy relevante, al ámbito social y regional en el que cada uno de sus miembros está situada”. La vicerrectora de Internacionalización de la UGR añade que, desde el punto de vista institucional, “la alianza permitirá poner en práctica políticas conjuntas en lo que se refiere a inclusión y universidad, incorporando grupos más diversos de estudiantes, académicos y profesionales a nuestras instituciones”.

Instituciones con solera y bien situadas en Shangai

Las universidades que conforman ARQUS tienen experiencia en proyectos conjuntos y se conocen bien. Por otro lado, todas tienen siglos de experiencia y están bien situada en el ranking de Shangai, el utilizado hoy día para clasificar a las universidades. La más antigua es la mejor situada: la Universidad de Padua se creó en 1220 y está en la franja 151-200 del ranking. Le sigue la de Leipzig, creada en 1409 y en la franja 201-300. En esa misma posición está Lyon y después Granada, que cumple 500 años en 2031 y se sitúa en la posición 301-400 (esta clasificación mide de uno en uno solo hasta el puesto 100. A partir de ahí, crea franjas de 50 o 100 puestos, sin determinar exactamente la posición). La más alejada en el ranking es la lituana, Vilnius, nacida en 1579 y en la posición 601-700.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >