Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bloomberg dona 1.800 millones de dólares para abaratar el coste universitario en EE UU

La aportación, considerada la más alta de la historia reciente en educación, busca facilitar el acceso a Johns Hopkins a personas de pocos recursos

Bloomberg, en un evento el pasado marzo
Bloomberg, en un evento el pasado marzo AFP

Michael Bloomberg anunció el domingo una donación de 1.800 millones de dólares a la Universidad Johns Hopkins para facilitar el acceso a personas de pocos recursos. La donación, considerada la más alta de la historia reciente en el sector educativo, busca abaratar el coste universitario en Estados Unidos, que no ha dejado de crecer en los últimos años, afianzando las desigualdades económicas ante la pasividad de las administraciones públicas.

El exalcalde de Nueva York y fundador y consejero delegado de Bloomberg LP, una compañía de información financiera, ya donó en el pasado más de 1.500 millones de dólares a Johns Hopkins, la universidad donde estudió. Bloomberg —la undécima persona más rica del mundo, según Forbes— ha hecho donaciones millonarias al sector educativo y a un sinfín de otras causas, como la lucha contra el cambio climático y el control de las armas de fuego. El filántropo, que llegó a la alcaldía de Nueva York como republicano, también se volcó en ayudar económicamente a los demócratas en las últimas elecciones legislativas, lo que ha avivado las especulaciones sobre si podría tratar de optar a ser el candidato demócrata en las presidenciales de 2020 contra Donald Trump.

“Me apuesto que la mayoría de estadounidenses está de acuerdo: nunca debería impedirse a un alumno cualificado de la escuela secundaria la entrada a la universidad en base a la cuenta bancaria de su familia. Sin embargo, ocurre todo el tiempo”, escribió Bloomberg en un artículo en el diario The New York Times, en el que anunció su donación. “Denegar a estudiantes el acceso a la universidad según su capacidad de pagar socava la igualdad de oportunidades. Perpetúa la pobreza intergeneracional. Y golpea el corazón del sueño americano: la idea de que cualquier persona, procedente de cualquier comunidad, tiene la capacidad de crecer por su mérito”.

Gracias al regalo de Bloomberg, el presupuesto de Johns Hopkins, cuyo campus central está en Baltimore, crecerá un 30%, hasta los 6.100 millones de dólares. La donación, cuyo efecto será inmediato, se utilizará para que el estudiante solo pague lo que pueda costearse de la matrícula universitaria y gastos de residencia. A efectos prácticos, en su riguroso proceso de selección de estudiantes, la universidad dejará de tener en cuenta las circunstancias financieras del solicitante y garantizará que el alumno no tendrá que endeudarse. Solo 18 universidades de élite en EE UU se pueden permitir ofrecer paquetes tan generosos, según datos del portal especializado U.S. News & World Report.

El coste anual de estudiar en Johns Hopkins es de 72.566 dólares, según los últimos datos oficiales. Eso incluye el coste de la matrícula, de vivir en el campus y de libros y material. La universidad da ayudas para alumnos de pocos recursos, pero de promedio cubren hasta 41.000 dólares. Es decir, quedan unos 31.000 dólares restantes a pagar que corresponden mayoritariamente al alumno y que ahora, con la donación de Bloomberg, serán asumidos por la universidad.

En paralelo, el Gobierno federal concede becas a estudiantes de bajos recursos, pero la cantidad máxima es de 6.095 dólares. Además, numerosos Estados han rebajado sus propias aportaciones en la última década, lo que ha disparado los costes y ha forzado a muchos alumnos a endeudarse.

En su artículo, Bloomberg subraya que las universidades son un “gran igualador” en EE UU y cita estudios que apuntan a que los graduados ganan un sueldo parecido tras la universidad independientemente de cuál fuera la situación económica de su familia. El problema, sin embargo, es que a los más pobres les es mucho más difícil entrar en los mejores centros que a los más ricos. Otros estudios, advierte el exalcalde de Nueva York, señalan que, en decenas de universidades de élite en EE UU, hay más estudiantes procedentes del 1% más rico del país que del 60% de la escala económica.

La deuda universitaria en EE UU se disparó un 62% entre 2007 y 2017, hasta los 1,5 billones de dólares. Afecta a unos 44 millones de ciudadanos. Es una cantidad equivalente a una duodécima parte del PIB nacional o superior al de países como España, lo que ha llevado a muchos economistas a poner el grito en el cielo. La media del pasivo es de 37.172 dólares por estudiante. En los últimos años, solo han surgido iniciativas puntuales para atajar el problema. El expresidente Barack Obama propuso que en las universidades técnicas, en las que es más fácil entrar, los dos primeros años de matrícula sean gratuitos, pero nunca logró los fondos necesarios para sacarlo adelante.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información