Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial investiga a un juez que llamó “bicho” e “hija puta” a una denunciante por maltrato

La mujer, que tenía una evaluación policial de riesgo extremo, ha presentado una queja por "falta de imparcialidad y animadversión"

En vídeo, la sala de vistas donde se produce la charla del magistrado Martínez. VÍDEO: CADENA SER

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) investiga la grabación que ha presentado una presunta víctima de violencia de género en la que un magistrado le llama “bicho” e “hija puta”. La actuación del promotor de la Acción Disciplinaria del CGPJ es la fase previa a la posible apertura de un expediente. La denunciante, la modelo María Sanjuán, ha presentado una queja contra el magistrado por falta de imparcialidad y animadversión hacia ella, según la información y el audio publicado por la cadena SER. En ella alerta de que esta circunstancia le provoca una situación de indefensión total y absoluta. Y reclama al consejo que lo investigue por un presunto delito de prevaricación.

El titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, Francisco Javier Martínez Derqui, instruye en la actualidad los procedimientos civiles y penales derivados del divorcio y de las dos denuncias presentadas por malos tratos psicológicos por amenazas y coacciones contra el exmarido de la mujer, el empresario Josué Reyzábal.

María Sanjuán tomó la decisión de presentar una queja en el CGPJ tras conocer el vídeo oficial grabado por el juzgado en la sala de vistas, donde el magistrado se refiere a ella como "bicho" e "hija puta". La modelo también ha comprobado que Martínez Derqui profiere otros comentarios del tipo: "Verás el disgusto que se va a llevar la María Sanjuán cuando vea que tiene que darle los hijos al padre, estará por la noche en el Sálvame poniéndome de vuelta y media". La mujer llegó a tener una valoración de riesgo extremo tras presentar una denuncia contra su marido ante la policía. Este tipo de valoraciones se dan en menos del 1% de los casos, según datos acumulados del último año facilitados por el Ministerio de Interior.

La grabación de la conversación, que alguien se olvida de detener y en la que también participan la fiscal y la letrada de la administración de justicia, se produce tras finalizar la vista de la demanda de divorcio en la que se decidían las medidas sobre la custodia de los dos hijos de la expareja, dos bebés de 21 y 10 meses.

Durante la charla registrada el pasado junio, en la que se escuchan risas, se siembran dudas sobre la causa por la que la modelo no pudo asistir a la vista. También se cuestiona su ingreso la noche anterior en urgencias del hospital de la Princesa por un fuerte ataque de pánico tras saber que le habían retirado la orden de protección. Los tres participantes aseguran que "todo está preparado" por parte de "ella" y el juez concluye con un "sí, que hija puta".

La fiscal y la letrada de la administración de justicia han dejado el caso tras la recusación de Sanjuán. Mientras, el magistrado ha presentado un escrito y será la Audiencia Provincial de Madrid la que decidirá si lo aparta de la instrucción o lo mantiene. En declaraciones a la cadena SER, Martínez ha afirmado que "la charla es una conversación privada grabada indebidamente". Y ha añadido: "Se trata de una conversación fuera de mi actuación jurisdiccional, que se produce en un espacio cerrado".

Ambos siguen en un proceso de divorcio, según explica la abogada Teresa Bueyes, portavoz de Sanjuan. El régimen de visitas establecido para los hijos supone que estén con el padre fines de semana alternos. "Estoy en estado de shock con todo esto y ppor otro lado con miedo a las represalias, mi ex se lleva mañana [por el viernes] a los niños el fin de semana", ha señalado Sanjuan a través de un mensaje, tras declinar hablar hasta que "coja fuerzas".

El perfil de los jueces

El magistrado formó parte de la anterior directiva de la asociación progresista Jueces y Juezas para la Democracia.El portavoz de la asociación, Ignacio González, considera que las palabras del juez “comprometen su imparcialidad” por lo que cree que debería apartarse. Añade además que no se puede “generalizar” y que no corresponde a la actitud habitual de los jueces.

El caso ha trascendido apenas unos días después de otras actuaciones judiciales polémicas, como la que tuvo la magistrada de Castellón que negó protección a una madre cuyas hijas fueron asesinados por su padre o el juez de Bilbao denegó la orden de alejamiento a una mujer que fue degollada por su pareja.

“Pedimos a los jueces que tomen medidas”, reclama Marisa Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres. “Esto es algo más que una conversación privada y deja en evidencia sobre qué tipo de opiniones se sustentan las valoraciones judiciales. Más allá de lo grabado, se ve en el caso cómo no se le ocurre retirar las visitas del padre pese a que la víctima está en riesgo”.

"Los operadores jurídicos están permanentemente cuestionando el testimonio de las víctimas", critica por su parte la asociación de mujeres juristas Themis. La organización considera que el CGPJ tiene "responsabilidad" en los asesinatos machistas por ese cuestionamiento, según señalan en un comunicado. Y pide que el órgano de gobierno judicial establezca criterios para fijar el perfil de los titulares de los juzgados especializados, "siendo imprescindible que ese perfil esté libre de prejuicios de género".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información