Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cada día en el hospital aumenta un 1% el riesgo de infección grave

Los autores del estudio, presentado en el congreso de la Sociedad Americana de Microbiología, creen que hay que evitar alargar innecesariamente la estancia

Los médicos sospechaban que el tiempo que un paciente pasa en el hospital influye en la probabilidad de que acabe padeciendo una infección por bacterias multirresistentes —inmunes a los antibióticos más habituales—. Un estudio presentado en el congreso de la Sociedad Americana de Microbiología acaba de poner números a esa sospecha: cada día de ingreso de una persona que ha contraído una infección aumenta un 1% el riesgo de que esta sea multirresistente, es decir, que no responda al tratamiento habitual.

Los investigadores de la Universidad Médica de Carolina del Sur (EE UU) analizaron 949 historiales de infección por bacterias gram-negativas (grupo que incluye especies que provocan enfermedades respiratorias, urinarias, abdominales...) y vieron que, en los primeros días de hospitalización, el porcentaje de las multirresistentes rondaba el 20% hasta el cuarto o quinto día, pero que después aumentaba hasta llegar al 35% a los diez días. Mediante análisis estadísticos determinaron que el riesgo se incrementa un 1% por cada día de hospitalización.

“Nuestros resultados ponen el acento en uno de los riesgos que supone estar en el hospital: contraer una infección multirresistente”, asegura John Bosso, uno de los autores del estudio. “Como mínimo, nuestro trabajo sirve de argumento contra la hospitalización innecesaria y la que se alarga sin necesidad”, añade.

6% de infecciones

Unos 80.000 pacientes, casi el 6% de los ingresados, sufren cada día al menos una infección relacionada con su estancia en un centro sanitario europeo, según una encuesta publicada en 2013 por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC en sus siglas en inglés) realizada entre 1.000 hospitales de 30 países.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) alertó recientemente del aumento de las infecciones por bacterias resistentes a casi todos los antibióticos disponibles en España debido a su uso “incontrolado e indiscriminado”. Rafael Cantón, vicepresidente de la SEIMC, explica que este problema se traduce en mayor estancia hospitalaria y mayor riesgo de mortalidad: “Estas infecciones son más difíciles de tratar y requieren más tiempo en el hospital, lo que aumenta el gasto hospitalario; además incrementan los riesgos para los pacientes”.