Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tejerina se presenta como continuadora de las políticas de Arias Cañete

La nueva ministra aboga por la "alianza efectiva" entre crecimiento y protección medioambiental

Afirma que se han destinado muchos esfuerzos a cumplir los compromisos con la UE

atlas

Continuidad. Terminar los proyectos empezados por su predecesor, Miguel Arias Cañete. Las primeras palabras de Isabel García Tejerina como ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han sido para manifestar su voluntad de continuar con los objetivos marcados para esta legislatura y para adelantar su postura frente a los desafíos medioambientales. Al seguir la senda diseñada por Arias Cañete, espera construir "una alianza efectiva" entre crecimiento y protección del medio ambiente, ha asegurado hoy la nueva ministra.

Tres ministros han acudido al acto de traspaso de poderes: la de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato; el de Interior, Jorge Fernández Díaz y el de Asuntos Exteriores, José Manuel Margallo. El ministro saliente, y número uno del Partido Popular en la lista para las elecciones europeas del 25 de mayo, ha destacado la colaboración "infatigable" de Tejerina, su "enorme conocimiento de los temas nacionales y europeos" y su capacidad de negociación y de trabajo. Arias Cañete ha recordado que García Tejerina ha estado en "los momentos más complicados" como en la crisis de las vacas locas o el Prestige dando su "consejo sabio".

La nueva ministra ha hecho un breve repaso por algunas de las actuaciones recientes de su departamento. En materia de medio ambiente ha asegurado que la política del ministerio ha tenido una "entidad propia" que conjuga la sostenibilidad ambiental y la económica, y ha destacado el "trabajo de titanes" que ha supuesto la planificación hidrológica. 

Arias Cañete también ha hecho balance de la que ha calificado como una de las etapas "mas felices" de su vida política. Ha asegurado que ha conseguido "cerrar muchos capítulos" como la Ley de Costas, la Ley de Evaluación Ambiental, la planificación hidrográfica y el trasvase Tajo-Segura, entre otros, y ha añadido que se va contento. "Me fui triste cuando tuve que entregar la cartera a una ministra socialista que no iba a desarrollar los proyectos que tenía en marcha", ha afirmado.

Preguntado por los periodistas acerca de la posibilidad de convertirse en comisario europeo, el ya exministro ha afirmado que solo se ve "como ganador de las próximas elecciones". "Y voy a intentar ganarlas", ha añadido. También ha asegurado que si el Algarrobico, el hotel a medio construir en Carboneras (Almería) aún sigue en pie es "por culpa de las sentencias". Ha añadido que "los tribunales tienen la última palabra" y que quizá con su sucesora el caso llegue a una fase procesal en la que se cumpla la ley "en el sentido que todos deseamos".

Más información