Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ni políticos, ni religiosos ni instituciones. Las mujeres decidimos si queremos hijos”

El tren de la libertad protesta contra la nueva ley del aborto en Valladolid, donde el PP celebra su Convención Nacional. Cientos de personas piden su retirada en víspera de la gran marcha de Madrid

Manifestantes este viernes en Valladolid. Ampliar foto
Manifestantes este viernes en Valladolid.

Varios cientos de personas esperaban esta tarde en la estación de Valladolid a las 150 asturianas que viajan en el llamado tren de la libertad. Con el lema “yo decido”, llegarán mañana a Madrid, donde se unirán al resto de grupos procedentes de una treintena de ciudades de toda España, para entregar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los ministros de Justicia y Sanidad, Alberto Ruiz Gallardón y Ana Mato, una carta en contra del anteproyecto de ley del aborto. Pero antes de eso, han hecho una parada en Valladolid donde han coincidido con la convención nacional del Partido Popular.

“Casualidad”, afirma Begoña Piñero, presidenta de la Tertulia Feminista Les Comadres, que organiza el tren de la libertad junto a la asociación Mujeres por la Igualdad de Barredos. “Si llegábamos hoy a Madrid, el registro ya estaría cerrado. Así que decidimos hacer noche aquí y de paso montar otra manifestación”. Cámaras, fotógrafos y cientos de ciudadanos con pancartas han escuchado entre palmas y silbidos la canción que han compuesto para la ocasión. “Gallardón que es un fascista redomado, emisario del tea-party y el sayón, investido con el sodio vaticano ha parido una estrategia que proclama sin rubor”. Y al compás del chacacha del tren, advierten: “Las mujeres van directas a por él”.

Emocionadas y agradecidas por la acogida que les han dado los vallisoletanos, se han puesto en marcha hacia el Auditorio Miguel Delibes, donde se concentraba en esos momentos la cúpula del PP. Decenas de policías han escoltado la manifestación hasta los alrededores del lugar, donde esperaban unas 15 furgonetas de antidisturbios. “¿Qué habrán hecho que tienen tanto miedo?”, gritaban al acercarse a las vallas amarillas que les impedían llegar hasta los políticos. E ironizaban: “¿Cuándo viene Bárcenas?”.

“Exigimos un aborto gratuito y libre”, ha declarado Selma Soregui, encargada de leer el manifiesto. “Las mujeres tenemos que poder decidir si queremos o no tener hijos. Nadie puede decidir sobre nuestro cuerpo. Ni las instituciones, ni los religiosos, ni los políticos. Solo las mujeres”. Palmas, silbidos y gritos de “sí se puede” acompañaban cada una de sus frases.

Manifestantes de camino al congreso del PP en Valladolid. ampliar foto
Manifestantes de camino al congreso del PP en Valladolid.

Mañana sábado les espera otra larga jornada de movilizaciones, pero estas mujeres no pierden la sonrisa. “Estoy convencida de que vamos a parar este anteproyecto de reforma”, ha afirmado muy convencida Blanca Muñiz, presidenta de la asociación Mujeres Valle de Quirós. “La marea violeta no va a parar, igual que no paró la marea blanca”, ha asegurado haciendo referencia al abandono del plan privatizador de la sanidad madrileña. “En dos días pretenden quitarnos un derecho que hemos conseguido en años. Es una locura”.