Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores sociales rechazan las declaraciones de Rivero sobre las camas

Según los Colegios canarios, más de 300 casos se dan en centros concertados

Los profesionales achacan el problema a los recortes sanitarios

Las Palmas de Gran Canaria

Los colegios de trabajadores sociales de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife han mostrado su rechazo este martes a las declaraciones del presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, que declaró el pasado lunes que hay 400 pacientes ocupando camas en la Comunidad que podrían darse de alta y no son recogidos por sus familiares.

Los profesionales han afirmado que la directora del Servicio Canario de Salud, Juana María Reyes, "ha desmentido a [Paulino] Rivero al declarar que tienen contabilizados a 95 pacientes en esa situación en hospitales públicos, y el resto de los casos se dan en centros sanitarios privados que tienen conciertos."

Achacan la falta de camas a los recortes presupuestarios que ha llevado a cabo "durante los últimos cuatro años" los Gobiernos central y autonómico, que han propiciado una "falta de recursos públicos". Los recortes en la Ley de Dependencia "han paralizado la creación" de nuevas camas sociosanitarias, por lo que el problema no trata de "camas bloqueadas por pacientes abandonados", según denuncian los colegios en un comunicado.

Los trabajadores sociales también han subrayado que si Rivero "presume de ser la comunidad que más ha cumplido con los objetivos del déficit", eso quiere decir que también es quien "antes ha realizado los recortes de los presupuestos." Han recordado que, según los informes de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Canarias "ha sido una de las comunidades que menos presupuesto ha aportado para cumplir la llamada Ley de Dependencia", y que "Canarias es una de las comunidades que más ha recortado en Servicios Sociales en los últimos años".