CENA CON... VANDYCK SILVEIRA

“Brasil debería invertir en España”

El empresario aboga por un "liderazgo positivo" para alcanzar el éxito en los negocios

Silveira: "Se puede reprogramar en el positivismo".
Silveira: "Se puede reprogramar en el positivismo".Álvaro García

“Soy más paulista que la avenida paulista”. Es lo primero que dice VanDyck Silveira para describirse, que por el tono parece una confesión importante. Es uno de los principales expertos internacionales en programas blended (que mezclan el aprendizaje online con el presencial) para ejecutivos. Este brasileño de 40 años acaba de aterrizar en España fichado por la escuela de negocios IE Business School como consejero delegado del área de Corporate Learning. Su currículo apabulla un poco. Con 27 años era ya directivo del grupo Ibmec, una de las principales universidades de Brasil, del que luego fue presidente y consejero. También ha sido director de Desarrollo de Negocio de la Universidad de Duke, en Inglaterra. Muy interesado en la ayuda al desarrollo, ha promovido los programas blended en mercados emergentes y la región EMEA.

“Hay una gran necesidad de dar educación ejecutiva que esté involucrada en el negocio, que ayude a las empresas a ejecutar su estrategia. Ya no vale solo con impartir a los ejecutivos conocimientos académicos que no estén relacionados con lo que busca su compañía”. Algo clave para que las nuevas empresas despeguen y las tradicionales se recuperen.

Volvemos al paulismo para investigar esa pasión. “En São Paulo es donde nació el emprendedurismo en Brasil. El 40% de la economía del país se produce en el Estado de São Paulo y de cada dólar que se mueve en Brasil, 40 céntimos pasan por algún banco de allí”. Silveira cree que nacer en esa ciudad deja huella. “El espíritu de la gente paulista es de tomar la iniciativa, de no esperar a que alguien te ayude”. Conclusión, así es él. Buen conversador, muestra interés por todo lo que le rodea. La cocina y el vino español, las relaciones entre España y Brasil...

“El espíritu de la gente paulista es de tomar la iniciativa, de no esperar a que alguien te ayude”

Por eso le gustó el sitio escogido para la cena, un restaurante que acaban de abrir en Madrid, decorado como una sala de despiece de un matadero en el que lo importante es la materia prima, poco elaborada y con una presentación original de cada plato. Del lomo bajo de vaca, al pulpo o al ceviche. “No hay shock cultural entre España y Brasil”, prosigue, “tenemos culturas parecidas”. “Hay mucho talento en Brasil, la mayoría de los trabajadores son buenos en lo que hacen y tienen una cultura de adaptabilidad. Lo más importante es que Brasil se abra al capital extranjero pero facilitándolo, para lo que debe eliminar trabas, como las burocráticas. Además, Brasil no ha invertido en España, y debería. Y establecer una buena relación con la UE”.

En Brasil inventar cosas nuevas es muy común, afirma Silveira, “porque estamos acostumbrados a hacer más cosas con menos, a estar preparados para reaccionar de una forma positiva”. ¿Ese positivismo se enseña a los ejecutivos en los programas blended? “El liderazgo positivo es vital, se trata de hacer excelentes las cosas buenas, se puede reprogramar a las personas para ello. Pero detrás de los programas blended, que reúnen lo mejor de la educación presencial y de la online, hay una pedagogía basada en el conocimiento académico aplicado, el desarrollo de competencias organizativas para ejecutar la estrategia de la empresa y el cambio en el comportamiento de los directivos para hacer lo necesario para lograr éxitos”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción