Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Clifford Nass, gurú contra la dispersión en la era digital

El sociólogo de Stanford fue pionero en los estudios que vinculaban la deficiencia de atención a la multitarea

El profesor de Stanford Clifford Nass.
El profesor de Stanford Clifford Nass.

He escrito esta necrológica al más puro estilo del que abominaba Clifford Nass: leyendo textos sobre su fallecimiento, manteniendo conversaciones paralelas por WhatsApp y mirando de reojo Twitter. O quizás no. Pero en un abrir y cerrar de ojos han entendido el mensaje de este sociólogo y profesor de Stanford: nuestra costumbre recientemente adquirida de hacer muchas cosas a la vez no hace que logremos hacerlas mejor.

Profesor en Stanford, Nass fue uno de los expertos que antes dio la alerta: la continua exposición a las pantallas y el aumento de todo tipo de tareas no fomenta nuestra concentración, ni nuestra capacidad de análisis, ni tampoco nuestra empatía. Falleció el 2 de noviembre cerca del lago Tahoe, a los 55 años. Tras salir a hacer una marcha, se derrumbó. Murió de un ataque al corazón, según contó su hijo Matthew.

“La comunicación cara a cara es el mejor modo de leer las emociones”

El profesor Nass, que nació en Jersey City y creció en Teaneck (ambas en Nueva Jersey), probó la teoría de que los multitarea intensivos, esas personas que habitualmente abren el correo, hablan por teléfono y escuchan música mientras hacen otras actividades, son menos productivos que el resto. Aunque están mejor entrenados para cambiar de foco rápidamente, cuando tienen toda la información delante no pueden separar las cosas en su cerebro y se equivocan. “Los multitarea creen que son buenos haciendo varias cosas a la vez, pero el estudio los contradice”, explicaba entonces Nass. Autor del libro The man who lied to his laptop y gurú de estos asuntos, pensaba que para comunicarse, nada como el cara a cara, sobre todo antes de los 13 años. “La comunicación cara a cara es el mejor modo de aprender a leer las emociones del otro”. Como se imaginarán, no era partidario del uso de redes sociales en los menores.

En 2011, durante una charla en la universidad, Nass comentó ejemplos escritos de sus alumnos más jóvenes, que —en su opinión— cada vez usan frases más cortas al escribir y párrafos desconectados los unos de los otros. “Veo menos ideas complejas en sus textos”, subrayaba.

Clifford Nass se licenció en Matemáticas en la Universidad de Princeton y en 1986 obtuvo el doctorado en Sociología. Hemos perdido a uno de los principales gurús que nos alertaba de los peligros del avance tecnológico sumado a nuestra querencia de hacer muchas cosas a la vez. Por suerte, no quedamos completamente huérfanos. Algunos autores han seguido su estela, como el también estadounidense Nicholas Carr, autor de Superficiales: ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? (Taurus, 2011), y el alemán Manfred Spitzer, autor de Demencia digit@l (Ediciones B, 2013).