Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pena máxima para el menor que participó en la violación de Amanat

La joven murió tras ser agredida en un autobús por cinco hombres

El caso supuso un cambio en la legislación sobre violencia sexual en el país

El primer sentenciado por el caso de violación en grupo de una estudiante en Nueva Delhi, a la que los medios llamaron Amanat para identificarla, que despertó la ira y causó manifestaciones espontáneas en India en diciembre, recibió la pena máxima que puede recibir un menor de edad. Tres años en un reformatorio, dictó el tribunal de menores en un juicio que fue muy polémico. Gran parte de la sociedad pedía que el acusado, que cometió el crimen seis meses antes de cumplir la mayoría de edad, fuera juzgado con el resto de los acusados por la brutalidad con la que atacaron a la joven, que murió dos semanas después en un hospital de Singapur .

Este juicio no tiene conexión legal estricta con el de los otros acusados, que están siendo juzgados en otro tribunal. Sin embargo, los expertos creen que sí es significativo que el primer sentenciado fuera declarado culpable de los cargos que se les imputa a los acusados de la violación.

Los otros cuatro inculpados podrían recibir la pena de muerte. El quinto de ellos, Ram Singh, fue encontrado ahorcado en su celda el pasado mes de marzo.

El abogado del sentenciado, que hasta ayer no había sido recluido, aseguró: “Estudiaremos la sentencia antes de comentarla. Si no estamos satisfechos, apelaremos a una instancia superior”. Por su parte, la acusación no puede apelar, pues ya fue dada la mayor condena en el tribunal de menores.

Los padres de la víctima expresaron su indignación ante los medios, que se agolparon fuera del tribunal en el centro de Nueva Delhi. “Nos sentimos engañados. Parece un crimen nacer mujer en este país”, dijo el padre. La madre, entre lágrimas, dijo que tres años son muy pocos. Que no harán desistir a los jóvenes de cometer ese tipo de crímenes. La familia de la estudiante repitió, como han hecho ya en varias ocasiones, que quieren que los culpables sean colgados.

“Esta condena me parece insuficiente. Sobre todo porque hemos visto que en los reformatorios, los menores no mejoran su conducta, sino al contrario, salen hechos mejores criminales”, aseguró Sonal, una mujer que estaba fuera del tribunal esperando el veredicto.

La violación de esta estudiante causó tal movilización que en marzo se aprobó una nueva legislación con castigos más fuertes a los delitos contra la mujer y por la que la policía también puede ser castigada si no se registra el caso. Este caso y otros posteriores son seguidos con mucha atención en India y en todo el mundo.