Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España gasta al año 17.630 millones de euros en costes indirectos de la diabetes

Solo Alemania supera a España entre los países más poblados de la UE

Se trata del gasto en absentismo laboral de los pacientes, jubilaciones anticipadas, etc.

España es el segundo país de los cinco más poblados de la Unión Europea con más costes indirectos asociados a la diabetes, 17.630 millones de euros al año, con lo que se sitúa sólo por debajo de Alemania, con 37.900 millones de euros, pero supera a Reino Unido, Francia e Italia, según el estudio sobre el coste y la gestión de esta enfermedad realizado por la London School of Economics en estos cinco Estados y presentado hoy en el foro Diálogo en Diabetes Madrid 2013, que reúne a todos los actores implicados en la lucha contra esta enfermedad en España --instituciones, sociedades médicas y pacientes-- con el apoyo de Novo Nordisk, según ha informado hoy en un comunicado la organización.

Este foro es la continuación del celebrado a nivel europeo en abril de 2012 bajo los auspicios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Presidencia Danesa del Consejo de la Unión Europea, que congregó en Copenhague a más de 700 representantes de los 27 estados miembros. De los debates que estos mantuvieron, surgió la denominada Hoja de Ruta de Copenhague, una serie de líneas de actuación para mejorar la prevención, la detección precoz y el abordaje de la diabetes en Europa, añade la nota.

Los costes indirectos de esta enfermedad en España corresponden al absentismo laboral de los pacientes (8.400 millones de euros al año), sus jubilaciones anticipadas (9.484 millones) y los gastos sociales invertidos en ellos (101 millones). En lo que res-pecta a los costes directos, ascienden a 5.447 millones de euros, destinados principalmente a tratamientos y hospi-talizaciones, lo que supone un coste anual por paciente de 1.708 euros.

En el conjunto de los cinco estados más poblados de la UE, los costes directos e indirectos de la diabetes suman 188.000 millones de euros, una cantidad para cuya reducción el informe de la London School of Economics propone una serie de recomen-daciones; entre ellas, la creación de registros nacionales de pacientes, el mejor control de la adherencia de los pacientes a los tratamientos, la prevención de la obesidad, la implantación de cribados a individuos de alto riesgo y la puesta en marcha de programas educativos a grupos específicos.

El estudio pone de manifiesto, asimismo, cuatro áreas de mejora que comparten Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y España: las diferencias regionales en el abordaje de la diabetes, los recursos humanos limitados para atender a los pacientes, la reducida inversión en iniciativas para promover estilos de vida saludables que ayuden a prevenir la enfermedad y la insuficiente formación que sobre ésta tienen los profesionales sanitarios.

El informe recuerda, por otra parte, que la diabetes, aparte de su conocido incremento de las probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares, es la principal causa de ceguera y de amputaciones de miembros inferiores en Europa. Sin embargo, en nuestro país, solo el 57% de los pacientes son sometidos anualmente a exámenes oculares y el 48%, a exámenes de los pies. La mayoría, el 82%, sí es objeto cada año de análisis de hemoglobina glicosilada, fundamentales para el control del nivel glucémico en sangre.