Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huelga de periodistas en la BBC contra 30 despidos

El paro en la cadena pública británica está afectando sobre todo a los informativos

Periodistas de la BBC informan de la huelga en la sede de la cadena.
Periodistas de la BBC informan de la huelga en la sede de la cadena. AP

Los periodistas de la BBC están realizando una huelga de 24 horas en protesta por el despido de 30 colegas dentro del plan de ajuste de la corporación que prevé reducir la plantilla en 2.000 personas en cinco años. Según los sindicatos, la BBC ha recortado ya 7.000 empleos desde 2004. Aunque el paro es por los próximos despidos, detrás de la protesta transpiran los problemas que el recorde de plantilla está produciendo en la corporación. Algunos de sus principales presentadores, como Jeremy Paxman y David Dimbleby, han visto en esa reducción de plantilla el origen de los errores que han minado la credibilidad de la televisión pública en los últimos meses y que llevaron en noviembre pasado a la dimisión a su entonces director general, George Enwistle.

A juicio de Michelle Stanistreet, secretaria general del Sindicato Nacional de Periodistas, sus afiliados están defendiendo “el empleo y el periodismo de calidad en la corporación”. “Están hartos y frustrados de las malas decisiones que se están tomando en la cúpula de la BBC, decisiones que están forzando a perder su empleo a periodistas de primera fila y que ponen en peligro el periodismo de calidad”, añadió.

El movimiento de protesta se inició la semana pasada en Escocia con una huelga de celo que se fue extendiendo al resto del país y que ha cristalizado en esta huelga de 24 horas que empezó la medianoche del domingo y acabó la pasada medianoche.

Los sindicatos se quejan de que la empresa ha seguido adelante con sus planes de materializar de inmediato 30 despidos forzosos a pesar de que se han presentado 200 voluntarios para cubrir esas bajas. El paro se ha puesto en marcha después de que la BBC se negara a atender la petición de los trabajadores de que se aparquen los despidos y se abra un periodo de negociación de seis meses con el nuevo director general de la corporación, Tony Hall.

El ajuste es consecuencia de las condiciones más estrictas impuestas por el Gobierno en la financiación de la televisión pública. Pero David Gallagher, representante del NUJ en la BBC, se quejó de que “la última vez que fuimos a la huelga alcanzamos un acuerdo sobre despidos y en algunas áreas se ha ignorado por completo”. “Hay demasiados directivos y están demasiado bien pagados y hay demasiada gente que ha perdido el sentido de lo que es un servicio público”, añadió. Y aseguró que la huelga tuvo “un seguimiento muy alto”.

En todo caso, el paro ha impedido que salieran en antena algunos de los programas informativos más importantes. Today, el programa de BBC Radio 4 que marca la agenda política diaria, fue sustituido con espacios pregrabados. Y el informativo matinal de la primera cadena fue sustituido por un programa de subastas y conexiones con el canal de noticias BBC News 24, con locutores de continuidad.