Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El robot ‘Curiosity’ perfora por primera vez en el suelo de Marte

El agujero mide 6,4 centímetros de profundidad y el polvo de roca extraído se analizará en los aparatos que lleva el propio vehículo

La primera perforación realizada por el robot ‘Curiosity’ en una roca de Marte, a la izquierda, y la marca del ensayo previo, a la derecha.rn
La primera perforación realizada por el robot ‘Curiosity’ en una roca de Marte, a la izquierda, y la marca del ensayo previo, a la derecha.

Tras varias semanas de ensayos y verificaciones, el robot Cuiriosity de la NASA ha hecho una perforación en el suelo de Marte, la primera que se efectúa en ese planeta. La perforadora, colocada en el extremo del brazo articulado del vehículo, ha hecho hoy un agujero de 1,6 centímetros de diámetro y 6,4 centímetros de profundidad.

Las muestras de roca extraídas se analizarán en los próximos dias. Es la última operación del robot que quedaba por poner en marcha, han explicado los responsables de la misión, y ha sido un éxito. Antes de enviar al Curiosity la orden de perforar en Marte, los especialistas del Jet Propulsión Laboratory (en California) han ensayado haciendo varios agujeros en diferentes tipos de roca en la Tierra con instrumentos similares al que lleva el robot de exploración.

La roca, bautizada John Klein, en la que el robot ‘Curiosity’ ha realizado la primera perforación
La roca, bautizada John Klein, en la que el robot ‘Curiosity’ ha realizado la primera perforación

El lugar elegido para hacer el agujero es una roca sedimentaria y los científicos quieren ver si alberga evidencias de un pasado húmedo en el planeta rojo. La perforación se ha hecho paso a paso, primero colocando la broca sobre el suelo, luego presionando sobre él e iniciando una perforación antes de hacer finalmente el agujero.

Con el polvo de roca obtenido, los investigadores tienen finalmente una muestra de una roca de Marte, no de su superficie o del polvo del entorno…. Ahora el brazo robótico tiene que depositarla primero en un cedazo para separar, mediante vibración, los granos de tamaño superior a 150 micras; luego se pondrá el resto en dos instrumentos de análisis distintos para determinar su composición.