Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reducir el consumo para preservar la caballa

La pesca de este animal está creando tensiones entre Islandia, Reino Unido y Unión Europea

Varios ejemplares de caballa. Ampliar foto
Varios ejemplares de caballa.

La Sociedad de Conservación Marina (SCM) pide rebajar el consumo de la caballa. Según esta organización, no es una opción sostenible y aconseja sustituirla por arenques o sardinas. En declaraciones a la BBC, Bernadette Clarke, miembro de la asociación, advierte de que aunque de momento la población se mantiene, se está pescando demasiado, cada vez más, lo que puede poner en peligro la especie.

La SCM pone como ejemplo el espectacular aumento del consumo de caballa en Reino Unido en los últimos años. Básicamente, por dos factores: la concienciación sobre los beneficios del pescado azul y la promoción de los cocineros.

Además, desde que se incrementó el consumo en Reino Unido, la caballa ha comenzado a emigrar y está creando tensiones en Europa. Desde su hábitat del Atlántico Norte, va acercándose cada vez más a Islandia y las islas Feroe, siguiendo a sus presas, el calamar y los crustáceos. En estos países han crecido mucho las capturas, pues se han impuesto una “autocuota” que no ha negociado ni con Reino Unido ni con la Unión Europea. Los pescadores escoceses, para quienes este pescado es fuente clave de ingresos, con 164 millones de libras en 2011, sufren restricciones. En España su captura se prohibió en abril de 2011 al haber llegado al 90% de la cuota que impone la Unión Europea, lo que supuso grandes pérdidas a los pescadores del Cantábrico.

Benedikt Jonsson, embajador de Islandia en el Reino Unido, emitió una declaración el año pasado diciendo que su país ha trabajado durante años para llegar a un acuerdo sobre la pesca de caballa. "En repetidas ocasiones hemos ofrecido propuestas para preservar la población de caballa y asegurar un resultado justo para todos los países", dijo. "Desafortunadamente, algunos Estados han respondido con ataques contra Islandia y amenazas de sanciones. Los hechos son claros: las pesqueras islandesas son generalmente reconocidas como sostenible y responsable", aseguró.

En el bando opuesto al embajador islandés está Bertie Armstrong, de la Federación de Pescadores Escoceses, que afirma que se puede hacer caso omiso de las recomendaciones de la SCM. Para este pescador, los islandeses les están atracando, pues tras 12 rondas de negociaciones sobre la cuota pesquera de esta especie, se sigue sin llegar a un acuerdo.

Islandia pesca ahora mismo con una cuota que no ha negociado con la UE

Desde el Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Asuntos Rurales británico afirman que la única forma de avanzar es ese acuerdo: "La sostenibilidad a largo plazo de la caballa es de vital importancia y está cada vez más amenazada por las actividades de las islas Feroe e Islandia. Es preocupante que aún no se haya alcanzado un acuerdo sobre los derechos de pesca", ha declarado.