Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las británicas con historial de cáncer de mama tendrán tratamiento preventivo

Las asociaciones de pacientes califican de histórica la posibilidad de que la sanidad pública provea tamoxifeno a las que tengan antecedentes familiares

Revisión de un cáncer de mama.
Revisión de un cáncer de mama.

A partir de este verano, las mujeres de Inglaterra y Gales “con un fuerte historial de cáncer de mama en su familia” podrían comenzar a obtener un tratamiento preventivo a base de tamoxifeno para reducir el riesgo de contraer la enfermedad.

En Reino Unido (como en España) el cáncer de mama es el más extendido entre las mujeres. Cada año se diagnostica a 50.000 mujeres y 400 hombres y la mayoría se producen espontáneamente, sin necesidad de tener casos en la familia. Pero según los datos de Breakthrough Breast Cancer en uno de cada cinco casos sí que influyen factores hereditarios en el desarrollo de la enfermedad.

El Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica (NICE en sus siglas en inglés), que pertenece al sistema de salud público británico, ha lanzado una consulta para saber si sería posible dar este medicamento durante cinco años a mujeres mayores de 30 años. Fue en 2006 la primera vez que NICE puso sobre la mesa esta posibilidad. Si se aprueba este verano, podría ser la primera medida de este tipo en la historia de la sanidad de Reino Unido, algo que las asociaciones contra el cáncer han calificado como un “excitante cambio histórico”. El texto a aprobar también recomienda que esas mujeres tengan la opción de hacerse mamografías cada año, en vez de cada tres.

NICE ha asegurado que hasta ahora no se ha hecho suficiente para prevenir que personas sanas con alto riesgo desarrollen la enfermedad. La sanidad pública británica considera que están dentro de este perfil a las mujeres con una madre y una hermana o una tía hayan padecido cáncer de mama o de ovario antes de los 50 años. “Es importante que las mujeres con una historia familiar de cáncer de mama tengan opciones y conozcan cuales son las maneras de reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad”, ha asegurado Eluned Hughes a BBC, de la asociación Breakthrough Breast Cancer.

Tomar tamoxifeno durante cinco años puede reducir el riesgo entre un 30% y un 40%, según datos de esta asociación. “Aunque, como con todos los medicamentos, el consumo de tamoxifeno tiene pros y contras que hay que considerar”, asegura Huges. Jack Cuzick, experto en epidemiología de la Universidad Queen Mary de Londres y miembro de Cancer Research UK, asegura que de cada 1.000 mujeres que tomen tamoxifeno para prevenir cáncer de mama, 20 menos desarrollarán la enfermedad. “Tanto el tamoxifeno como el raloxifeno (un medicamento similar) deberían de ser aprobados como tratamiento preventivo, la evidencias del éxito son abrumadoras”, asegura Cuzick.