Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el cantante Gary Glitter por el escándalo de Savile

El rockero británico permaneció más de dos años encarcelado en Vietnam por abusos a menores

Scotland Yard investiga 300 casos en relación al famoso presentador de la BBC

Gary Glitter, a la espera del veredicto por abuso de menores en Vietnam, en 2006.
Gary Glitter, a la espera del veredicto por abuso de menores en Vietnam, en 2006. AFP

El veterano rockero británico Gary Glitter ha sido detenido por la policía británica en relación al escándalo de los abusos sexuales a menores de Jimmy Savile, célebre presentador de la BBC. Según informa la propia BBC, la antigua estrella del pop ha sido arrestada en su casa de Londres, en el marco de la investigación de Scotland Yard sobre 300 casos de abusos a menores.

La prensa británica ha publicado estos días noticias sobre este escándalo del conocido disc jockey en las que los investigadores ya indicaban que podía haber gente famosa que pudo participar en estos abusos o ayudar a Savile a cometerlos o encubrirlos. No es la primera vez que Glitter, de 68 años, está involucrado en un caso de abusos a menores.

El músico permaneció encarcelado dos años y nueve meses por abusar sexualmente de dos menores vietnamitas. El compositor de temas musicales del llamado glam rock, como I'm the leader of the gang (Yo soy el líder de la banda), fue detenido en noviembre de 2005 en Ho Chi Minh cuando se disponía a tomar un avión con destino a Bangkok, la capital tailandesa. Al célebre rockero, cuyo auténtico nombre es Paul Francis Gadd, le buscaba la policía vietnamita para que aclarase el tipo de relaciones que mantenía con una vietnamita menor de edad con la que convivía en la ciudad de Vung Tau.

Tres años antes de esta detención en Vietnam, había sido expulsado de la vecina Camboya, uno de los países de Asia más visitados por los pederastas de todo el mundo. Y, en 1999, ya había sido condenado por un tribunal londinense a cuatro meses de cárcel por 534 cargos de pornografía infantil. En su ordenador la policía encontró unas 4.000 fotos de niños de entre 3 y 10 años de edad.