Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Descubierta una galaxia formada 200 millones de años después del Big Bang

Los astrónomos han hecho las observaciones con los telescopios espaciales ‘Hubble’ y ‘Spitzer’

El cúmulo de galaxias MACS1149+2223 que, gracias al efecto de lente gravitacional, magnifica en unas 15 veces la galaxia primitiva MACS1149-JD, destacada en el recuadro.
El cúmulo de galaxias MACS1149+2223 que, gracias al efecto de lente gravitacional, magnifica en unas 15 veces la galaxia primitiva MACS1149-JD, destacada en el recuadro.

Los científicos tienen la imagen, y con buenos detalles, de cuando el universo tenía sólo unos 400.000 años: es la llamada radiación de fondo de microondas. También conocen el universo cuando había pasado unos mil millones de años desde el Big Bang, ya lleno de estrellas y galaxias. ¿Y entre medias, entre una y otra imagen? Es un período difícil de explorar porque está al límite de sensibilidad de los mejores telescopios actuales. Sin embargo, es una fase de la historia del cosmos de importancia crucial, porque en ella se forman precisamente las primeras estrellas y galaxias. Un equipo científico ha recurrido a un truco de la naturaleza, un efecto de lupa gravitatoria, para echar un vistazo a ese periodo del universo tan lejano y, por tanto, tan primitivo. Así han descubierto una galaxia tal y como era hace 13.200 millones de años y ya tenía estrellas viejas. Presentan su hallazgo en la revista Nature. La edad del universo es de unos 13.700 millones, así que cuando esa galaxia emitió los fotones de luz que ahora llegan a los telescopios, el cosmos no tenía más que 500 millones de años, menos del 4% de su edad actual.

Lo interesante de esta investigación, liderada por Wei Zheng (Universidad John Hopkins, EE UU) y con participación de astrónomos españoles, no reside solo en el hallazgo de esa galaxia MACS1149-JD lejanísima. “La mayor parte de los objetos de este tipo que se conocen son extremadamente débiles y no se puede decir mucho de ellos más allá de que existen”, señala Narciso Benítez (Instituto de Astrofísica de Andalucía, CSIC). Y aquí juega su papel determinante el truco de la lupa natural, el efecto de lente gravitatoria por el cual resulta curvada y magnificada la luz de un objeto celeste cuando pasa junto a una masa considerable en su trayectoria hacia la Tierra. En este caso la masa es un cúmulo de galaxias (MACS1149+2223) y el efecto de amplificación de MACS1149-JD es de 15 veces. Esto permite a los astrónomos ver detalles de aquella galaxia primitiva cuya luz, en condiciones normales, llega demasiado débil.

Zheng y sus colegas han estado precisamente haciendo una búsqueda sistemática -con la cámara infrarroja del telescopio espacial Hubble- de galaxias muy lejanas amplificadas por el efecto de lente gravitatoria y así han podido observar la MACS1149-JD, explica es especialista Daniel Stark en su comentario publicado en Nature. Luego, con el telescopio Spitzer, de infrarrojo, han empezado a estudiar las características del conjunto estelar. Resulta que esa galaxia que se ve ahora tal y como era cuando el universo había cumplido 500 millones de años, ya tenía estrellas viejas, por lo que los astrónomos calculan que se formaría sólo 200 millones de años después del Big Bang. Los astrónomos calculan las distancias de los objetos lejanos en el universo por el llamado corrimiento al rojo (z) de su luz, cuyo valor en el caso de MACS1149-JD es 9.6.