Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez acusa a Bretón de los asesinatos de Ruth y José

La identificación de los huesos hallados en Las Quemadillas como humanos ha dado la vuelta al caso

Bretón estaba acusado hasta ahora de desaparición forzosa de los menores

El juez instructor del caso de Ruth y José acusa al padre, José Bretón, de los dos asesinatos de sus hijos con alevosía y el agravante de parentesco. Hasta ahora el magistrado del juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba, José Luis Rodríguez Lainz, acusaba a Bretón de la desaparición forzosa de los dos hermanos de seis y dos años. Pero los nuevos informes que analizaron unos huesos hallados en la finca paterna de Las Quemadillas (Córdoba) y los identificaron como humanos han dado la vuelta al caso.

Los restos óseos fueron encontrados el 8 de octubre, el mismo día en que Bretón denunció haber perdido a sus hijos en un parque en la otra punta de Córdoba. Bretón dijo entonces que había hecho una hoguera para quemar pertenencias de su mujer -quien le acababa de pedir el divorcio- mientras sus hijos dormían. Un informe de la policía científica determinó que aquellos huesos eran de animal. Ahora, tres nuevos estudios han coincidido en que esos restos óseos y dientes calcinados pertenecen a niños de edades coincidentes con las de Ruth y José.

En el nuevo auto conocido hoy, Rodríguez Lainz acuerda levantar el secreto parcial de sumario que pesaba sobre el caso. De esta forma, “las partes presentadas podrán pedir a partir de ahora las pruebas que consideren oportunas”, ha informado José María Sánchez de Puerta, abogado de Bretón. El juez ha vuelto a citar a declarar al único sospechoso en calidad de imputado. Asimismo, se suspende la declaración testifical que se iba a tomar a los dos hijos menores de edad de Catalina -hermana del acusado-, con los que Bretón estuvo el mismo día en que desaparecieron sus hijos.

Rodríguez Lainz también ha librado un oficio a la delegación de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que se emita un dictamen sobre la forma en que pudo haberse producido la combustión de la hoguera en Las Quemadillas. El togado quiere que se explique la posible causa por la que no se constató su existencia por el Infoca (servicio de lucha contra el fuego de la Junta) hasta las 17.15 del 8 de octubre. El juez también quiere saber qué medio se empleó para hacer el fuego, el tiempo que duró el mismo y el grado de temperatura alcanzada. Estos datos serán remitidos a la UDEV (Unidad de Delitos Especializados y Violentos) que ha llevado toda la investigación para que tenga constancia y pueda colaborar con los peritos.

Bretón regresó ayer a Las Quemadillas. El nuevo rastreo, para buscar más indicios en la hoguera y en el entorno de la misma que refuercen la tesis de que Bretón habría asesinado a sus hijos, apenas duró una hora. A su término, el representante legal de Bretón no dio detalles sobre los trabajos efectuados. “La defensa no hará declaraciones hasta conocer los informes que se han realizado. No tenemos ninguno de los documentos”, señaló.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información