Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos alertan del riesgo para los diabéticos de ayunar en Ramadán

En España viven más de millón y medio de musulmanes, de los que unos 220.000 son diabéticos

Familia musulmana cena durante el Ramadán en Barcelona.
Familia musulmana cena durante el Ramadán en Barcelona.

El Ramadán -el mes festivo del islam que muchos musulmanes celebran realizando ayunos- empieza el viernes que viene y los médicos de familia temen su efecto en algunos grupos de fieles. “El ayuno representa un riesgo significativo para la salud de las personas con diabetes, pero a pesar de esto, muchas de ellas ayunan sin consultar con un médico y se pueden desarrollar complicaciones agudas”, afirma el doctor Wasin Hanif, especialista en diabetes y endocrinología en el Hospital Universitario de Birmingham, Reino Unido. Por eso es importante que las personas con diabetes tipo 2 acudan al médico para realizar un control glucémico antes si van a ayunar. Esta enfermedad crónica grave afecta a un 13% de la población española y un 6% de los afectados no lo sabe.

Rosario Serrano, médico y miembro del Grupo de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de Salud (GEDAPS), afirma que el Ramadán supone unos “cambios en la alimentación y la posología -también impide tomar medicamentos- que pueden provocar desajustes severos, sobre todo en aquellos casos en que sufren más hipoglucemias” (niveles de azúcar en sangre inferiores a las que necesita el cuerpo que requieren consumir alimentos con alto índice glucémico o inyectarse insulina con urgencia). La doctora aconseja que “los sanitarios realicen evaluaciones médicas previas a cualquier persona con diabetes que se plantee ayunar durante el Ramadán”. También se recomienda realizar un chequeo médico después del Ramadán para prevenir riesgos derivados del mes de ayuno. “En algunos casos, como aquellos pacientes con hipoglucemias de repetición, podemos desaconsejar el ayuno”, añade Serrano, que recuerda que las mujeres con diabetes gestacional -inducida por el embarazo- “nunca deben ayunar, por su seguridad y la del feto”. El mes festivo del islam, que durará del 20 de julio al 19 de agosto, exigirá hasta 17 horas de ayuno para quienes lo practiquen.

Las personas con diabetes que se planteen realizar el ayuno durante el Ramadán pueden consultar las recomendaciones médicas en la página web del Grupo de estudio de la diabetes. En España hay más de millón y medio de musulmanes, de acuerdo con el Estudio demográfico de la población musulmana realizado por el Observatorio Andalusí en diciembre de 2011. De ellos, aproximadamente unos 220.000 son diabéticos. Aunque no hay datos nacionales, se calcula que cuatro de cada cinco personas en esta condición en el mundo sigue el ayuno prescrito.

"En pacientes con hipoglucemias

de repetición, se desaconseja

realizar el ayuno"

Los sanitarios aconsejan a las personas que realicen el ayuno que coman alimentos como cereales y legumbres durante el suhoor -comida que se realiza justo antes de que salga el sol-, pues estos alimentos liberan azúcares lentamente, y que durante el iftar -la cena festiva que se realiza cuando cae la noche- se ingieran productos que liberen azúcar rápidamente, como las frutas, que aumentan rápidamente el azúcar en sangre.

Más información