Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huelga de médicos en Castilla-La Mancha contra los recortes de Cospedal

La protesta de este miércoles se suma a quejas por el cierre de plantas o falta de fármacos

Unos 6.000 profesionales están convocados a la jornada reivindicativa

Después de Cataluña (y sin perder de vista las iniciativas privatizadoras de la Comunidad Valenciana), Castilla-La Mancha es una de las autonomías que más lejos ha llevado los recortes en la sanidad pública. Tras la protesta de los médicos catalanes del pasado mes de noviembre, este miércoles es el turno de sus compañeros manchegos.

Unos 6.000 facultativos están convocados a la huelga por el sindicato médico CESM en una jornada con unos servicios mínimos equivalentes a un día festivo, aunque se ha respetado la actividad quirúrgica programada. El sindicato convocante pretende llamar la atención por la pérdida de poder adquisitivo —“entre el 22% y el 40%” del salario—, los “despidos masivos de compañeros” o la “intención de privatizar la sanidad pública”.

La protesta tiene lugar en un momento en el que se suceden las denuncias sobre el impacto que están teniendo los recortes en la calidad asistencial. El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) trasladó este mismo martes a los representantes de los trabajadores el inmediato cierre de una planta del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Horas antes, en la concentración que se celebra todos los martes en el Hospital Virgen de la Salud de Cuenca en protesta contra las medidas de ajuste en sanidad, la portavoz de la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública en Cuenca, Pilar Iturriaga, ha insistido en el problema de desabastecimiento de antitumorales de la empresa Roche y en la amenaza de despido de 500 trabajadores en el centro. La semana pasada, la protesta contó con la presencia de responsables locales del partido que gobierna la región, como el secretario de sanidad del PP en Cuenca, Juan Ramón Toledo, que leyó un manifiesto en defensa del hospital.

Trabajadores del hospital de Cuenca han insistido en el desabastecimiento de antitumorales 

Otras de las denuncias se centran en el incremento de las listas de espera. Hace varias semanas, los seis sindicatos con representación en el hospital de Ciudad Real comunicaron que en los tres primeros meses del año se ha duplicado la lista de espera quirúrgica respecto al mismo periodo de 2011.

Más reciente es el estudio elaborado por el PSOE sobre las demoras sanitarias.En toda la región, la tasa de pacientes que aguardan una intervención se ha incrementado un 44% en un año, según los datos recabados entre los distintos centros sanitarios. De las 26.399 personas que esperaban ser operados en mayo de 2011 se ha pasado a 38.036 en abril de este año. En este periodo de tiempo, la demora media ha crecido de 65 a 92 días. En las pruebas diagnósticas, el incremento de la lista de espera es mucho mayor ya que prácticamente se ha multiplicado por tres: de 8.857 personas se ha pasado a 25.052 (de 36 a 56 días de demora media).

Un estudio recoge un incremento de la lista de espera quirúrgica del 44% en un año

Este martes, a modo de prólogo de la jornada reivindicativa del miércoles, el sindicato médico ha entregado 1.400 firmas (el 25% de la plantilla excluidos los interinos) en contra de las medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno que preside María Dolores de Cospedal. “Hoy [por el martes] empieza una nueva forma de funcionar ante el Sescam para denunciar que basta ya de recortes, de echarnos la culpa y de demagogia sobre lo que ganamos”, ha manifestado a los periodistas el presidente regional del sindicato médico, Ángel de la Huerta Rodríguez, poco antes de entregar las firmas en la sede de la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en Toledo.

Al ser preguntados por este diario sobre la postura de la Junta respecto a la huelga o el impacto de los recortes, fuentes de la Consejería de Sanidad de la Junta han remitido a las declaraciones que pronunció el responsable del departamento, José Ignacio Echániz, en la reunión que mantuvo el lunes con el presidente de la Organización Médica Colegial. “Frente a quienes pueden tener la tentación de lanzar mensajes de ruptura o generadores de tensión, resulta gratificante comprobar que aquellos que tienen la representatividad de la profesión médica son claramente conscientes de cuáles son las vías para buscar y encontrar las soluciones que la sanidad y la sociedad en su conjunto requieren”, comentó Echániz.

Privatización de la gestión de hospitales

La Junta de Castilla-La Mancha tiene previsto ceder al sector privado la gestión de los hospitales públicos de Almansa, Villarobredo y Tomelloso (puestos en marcha en 2007) y el hospital de Manzanares (heredado del antiguo Insalud).

Estos centros serán gestionados bajo la fórmula de participación público privada (PPP, que comporta el control total del hospital por parte de una empresa), como recoge el Plan Económico Financiero de Reequilibrio de Castilla-La Mancha 2012-2014. El plan de ajuste presentado hace dos semanas también contempla "para poner en marcha proyectos ya iniciados en construcción de nuevos hospitales" el modelo de Iniciativa de Financiación Privada (IFP, que consiste en ceder al sector privado la construcción del centro y la gestión de toda la actividad que no es asistencial). En esta categoría se encuentran los futuros centros de Toledo, Cuenca, Guadalajara y Albacete.

El programa de control del déficit contempla también una importante disminución del gasto en personal. Según un documento de trabajo del Sescam al que ha tenido acceso este diario, estas medidas se traducirán en una reducción de 2.375 puestos de trabajo, un 8,6% de los 27.372 que integraban la plantilla de la red pública a fecha de 31 de marzo de 2012. El mayor recorte será a costa de los trabajadores interinos.