Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ciencia

Los españoles son poco ‘científicos’, pero los jóvenes acortan distancia

El 46% de los encuestados no sabe el nombre de ningún investigador relevante

Un estudio sitúa a España a la cola de Europa en este ámbito

Que Einstein es el científico más importante de la historia resulta incuestionable cuando se pregunta a los ciudadanos; el segundo clasificado es Isaac Newton, pero a notable distancia del primero y no en todos los países. Seguramente Einstein destaca mucho porque también es un icono popular, aunque luego mucha gente desconozca su teoría de la relatividad. Pero no tiene rival. También en España encabezan la lista de científicos conocidos los dos grandes físicos. Sin embargo, solo un 4,8% de la gente cita a Santiago Ramón y Cajal cuando se le pide nombrar a científicos importantes, y de Severo Ochoa se acuerda el 2,5%, mientras en que otros países las figuras nacionales (como Louis Pasteur y Marie Curie en Francia, o Galileo Galilei y Rita Levi Montalcini en Italia) cosechan mayor reconocimiento. El 46% de los encuestados en España no es capaz de dar ningún nombre, frente al 27% de la media de los países europeos. Es uno de los resultados que arroja un análisis realizado en 11 países (10 de la UE más EE UU) que explora el interés por la ciencia de los ciudadanos y cuantifica su nivel de conocimientos.

En una población familiarizada con la ciencia mejora la toma de decisiones

El Estudio Internacional de la Cultura Científica, de la Fundación BBVA, aborda parámetros como el acceso y seguimiento de la información sobre investigación, las visitas a museos o la asistencia a conferencias, pero también utiliza indicadores más sutiles, como la frecuencia con que los temas científicos se tratan en las conversaciones cotidianas.

España, excepto por el notable interés por la ciencia que expresa la ciudadanía, que es ligeramente superior a la media de los países europeos, está en los valores de la cola por su nivel de información científica, por la proximidad de los ciudadanos a la carrera científica o por el nivel de conocimientos medido. “En una población sensibilizada y familiarizada con la ciencia y la tecnología mejora la toma de decisiones individuales (como pacientes, consumidores, en el trabajo, en la vida diaria) y, en un plano público, constituye una población más abierta a la innovación y al aprovechamiento de las oportunidades de los procesos de cambios globales”, dice el estudio. Los datos indican que los jóvenes españoles tienden a converger con los europeos, pero las distancias son grandes entre los demás grupos de población.

Fuente: Estudio Internacional de Cultura Científica, Fundación BBVA.
Fuente: Estudio Internacional de Cultura Científica, Fundación BBVA.

El 22% de los encuestados en España dice conocer personalmente a algún científico o científica, frente al 73,6% (el valor más alto), en los Países Bajos, y el 43,6% en EE UU. Solo los italianos están por debajo de los españoles en conocimientos personales de investigadores. ¿Ha considerado en alguna ocasión la posibilidad de dedicarse a una carrera vinculada a la ciencia? Por las respuestas afirmativas (16,4%), España está en la media Europea, pero lejos de Holanda (31%), Dinamarca (26,5%) o EE UU (32,5%).

Fuente: Estudio Internacional de Cultura Científica, Fundación BBVA.
Fuente: Estudio Internacional de Cultura Científica, Fundación BBVA.

El trabajo se ha hecho (de octubre a noviembre de 2011) en España, Italia, Francia, Países Bajos, Alemania Austria, República Checa, Polonia, Reino Unido, Dinamarca y EE UU, con 1.500 entrevistas personales en cada país en una muestra aleatoria de la población de 18 o más años. Los resultados están en la web de la Fundación BBVA (www.fbbva.es).

El seguimiento de noticias sobre temas de I+D indica que la televisión es el medio más popular en todos los países, seguido de los periódicos. Internet queda en tercer lugar: a la pregunta de si recurre a la red con mucha o bastante frecuencia para buscar información científica, responde afirmativamente un 24% de la gente en la media europea, un 31% en EE UU y solo un 13,7% en España. Lógicamente, los porcentajes son muy superiores entre los más jóvenes e inferiores en los grupos de mayor edad. La realidad de los países del norte de Europa —y EE UU— más científicos y los del sur y del este, más alejados de la cultura de la I+D se repite en un parámetro tras otro. “En Italia, España y República Checa, alrededor de cuatro de cada 10 ciudadanos no tienen vínculo alguno con la ciencia”, resume el estudio. Pero la situación es muy diferente al tomar en cuenta grupos de edad, sexo y nivel de educación, situándose las mujeres, las personas mayores y los de nivel inferior de estudios los que muestran más lejanía y desconocimiento de la ciencia. Esta realidad es acusada en España, donde el segmento de menor nivel de conocimiento alcanza el 57% de los adultos mayores (22% es el promedio europeo), aunque se reduce a un 10% en los jóvenes (similar a la media de los países).

Los primeros humanos vivieron al tiempo que los dinosaurios (falso)

Para establecer el nivel de conocimientos, el estudio recurre a conceptos y principios generales, en lugar de basarse en cuestionarios de tipo escolar. El aire caliente asciende (verdadero, V); los continentes han estado desplazándose durante millones de años y continuarán haciéndolo (V); el oxígeno que respiramos proviene de las plantas (V); el gen es la unidad básica de la herencia de los seres vivos (V); la gravedad de la Tierra tira hacia ella de los objetos sin tocarlos (V), los primeros seres humanos vivieron al mismo tiempo que los dinosaurios (falso, F); son algunas de las afirmaciones que se presentan a los encuestados para que determinen si es verdad o no. Estas son las que obtienen un mayor porcentaje de respuestas correctas (tanto en España como en el resto de países). Las que menos contestaciones correctas acumulan son: la extracción de células madre de embriones humanos se hace sin destruir los embriones (F), los antibióticos destruyen los virus (F); los átomos son más pequeños que los electrones (F), hoy por hoy no es posible transferir genes de seres humanos a animales (F).

España y la ciencia

  • 10,3% de los españoles dice que es cierto que el Sol se mueve alrededor de la Tierra (media europea: 14,8%).
  • En el test sobre conceptos científicos (22 cuestiones sobre genética, física, medicina...), España ocupa el nivel más bajo de conocimientos. Dinamarca, Países Bajos, Alemania y EE UU, los más altos.
  • Los españoles se sitúan cercanos a la media europea en nivel de interés por la ciencia, pero por debajo en el nivel de información.
  • El 22,8% de los españoles encuestados dicen ver programas de televisión sobre ciencia y tecnología con frecuencia (41% en la UE y 47,2% en EE UU). El 17,4% leen a menudo noticias de este ámbito en los periódicos (31,7% en Europa y 33,7% en EE UU); el 13,7% buscan esta información en Internet (24% en Europa y 31% en EE UU); el 10% en España se informa sobre I+D por la radio (15,6% en Europa y 15,5% en EE UU).

El concepto de probabilidad es esencial en la investigación y su adecuada comprensión tiene consecuencias en la toma de decisiones en distintos ámbitos. El estudio dedica una pregunta a medir la respuesta de los ciudadanos. Si un médico informa a una pareja de que, según su análisis genético, tiene una posibilidad entre cuatro de tener un hijo con una enfermedad hereditaria, significa que: cada uno de los cuatro hijos tiene el mismo riesgo de sufrir la enfermedad; si los tres primeros son sanos, el cuarto tendrá la dolencia; si el primero tiene la enfermedad, los tres restantes no la tendrán; si solo tienen tres hijos, ninguno se verá afectado. El porcentaje de aciertos (la primera respuesta) es muy alto en los Países Bajos, Dinamarca, Reino Unido y EE UU, mientras que España (45%) se sitúa ligeramente por debajo de la media europea (48,5%).