Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes de los medios defienden la figura del periodista profesional

Consideran que son claves para autentificar y contextualizar la información de fuentes obtenidas a través de las redes sociales en acontecimientos importantes como la primavera árabe

Un momento de la inauguración del foro sobre periodismo convocado por el Paley Center y PRISA en el Caixa Forum, en Madrid.
Un momento de la inauguración del foro sobre periodismo convocado por el Paley Center y PRISA en el Caixa Forum, en Madrid.

Acontecimientos como la primavera árabe o la crisis económica han cambiado la forma de tratar la información. Teléfonos móviles, ordenadores y redes sociales han creado una nueva manera de abordarla. Las tecnologías han ayudado a dar poder al individuo para transmitir sus ideas, opiniones y circunstancias, y los medios tienen que adaptarse a este nuevo entorno.

Este ha sido el eje del primer debate del International Media Council (IC2012), organizado hoy en Madrid por el Paley Center for Media y PRISA. El encuentro ha sido inaugurado por Frank A. Bennack, vicepresidente y consejero delegado de Hearst, y presidente de este foro sobre periodismo que reúne a directivos de los principales grupos de comunicación internacionales.

En la primera ponencia, titulada La información en tiempo real: lecciones aprendidas de un año de grandes acontecimientos periodísticos, la directora de BBC News, Helen Boaden, ha defendido el periodismo tradicional, el que desplaza a sus reporteros a Homs para contar a la gente el conflicto sirio. “En Reino Unido, la audiencia no estaba interesada en Siria hasta que mandamos a uno de nuestros mejores reporteros”, ha asegurado. Para Boaden, los medios están sufriendo “una transición dolorosa”, pero ha alertado del riesgo de subestimar a los periodistas de televisión y del impacto informativo de este soporte.

Las redes sociales ofrecen un torrente de información, pero ¿cómo saber si esta es creíble?, ha planteado Katharine Viner, directiva de The Guardian. Wadah Khanfar, presidente de The Sharq Forum y ex director general de la red Al Jazeera, ha contestado a la cuestión: “Cuando empezamos a cubrir la información de la primavera árabe utilizamos los contenidos de las redes sociales por necesidad. No nos quedaba otra. El Gobierno no nos dejaba entrar en Egipto. La única fuente era la de los activistas y blogueros. En principio hubo una resistencia en la redacción a usar estas fuentes. Decían que no se podría verificar la información. Tuvimos que trabajar para autentificar todas las noticias que nos llegaban desde las redes sociales”, ha relatado. En este caso, la tarea del periodista no fue solo comprobar la información, sino también ponerla en contexto. Y para abordar esta tarea, los participantes han defendido la figura del periodista profesional. El consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, se ha preguntado: “¿Quién va a pagar por ello? El periodismo profesional tiene que ser pagado. No nos va a subvencionar Coca-Cola”.

Los asistentes a la jornada, que terminará esta tarde, debaten sobre los retos a los que se enfrenta hoy en día el periodismo: la reconversión del modelo industrial de los diarios de papel, el modelo de negocio en Internet, la irrupción de las redes sociales o cómo captar el interés de los nuevos consumidores y conseguir que paguen por productos informativos de calidad.

El reto digital

Una y otra vez, los participantes se han preguntado cómo hacer rentable el periodismo en el entorno digital. “La verdadera respuesta no la tiene nadie”, ha dicho la representante de The Guardian. La directora de BBC News ha recordado que la cobertura del tsunami de Japón requirió muchos recursos económicos y planteó la necesidad de “productos nicho” que generen ingresos para cubrir esos eventos.

Todos han coincidido en que los nuevos soportes tecnológicos están cambiando la forma de narrar las noticias. Richard Gingras, responsable de productos informativos de Google, ha apuntado que el futuro del periodismo será mejor que el pasado siempre y cuando se pueda sacar el máximo provecho a la tecnología. “La redacciones tendrán que replantearse cómo darle forma a una noticia que se puede consumir en forma de artículo o de tuit”, ha manifestado. Para adaptarse a estos cambios ha sugerido que las facultades de Periodismo impartan también clases de informática para conjugar de manera eficaz las TIC (tecnologías de la información y la comunicación).

Los medios digitales tienen, además, que atender a una audiencia global, como ha puesto de manifiesto el director de EL PAÍS, Javier Moreno, al recordar que en las informaciones sobre la reciente nacionalización de Repsol-YPF por el Gobierno argentino, el 20% del tráfico de la página web del diario procedía de las redes sociales. Para Moreno, el fenómeno de las redes sociales “fue un cambio repentino que hizo trizas el ecosistema de nuestra cultura”. El director de EL PAÍS se ha referido también a la participación ciudadana en coberturas como las del movimiento 15-M y ha dicho que el periódico estaba “comprometido” en la difusión de las manifestaciones convocadas en todo el mundo. “Hubo miles de personas que mandaban fotos y comentarios. Fue una avalancha de contenidos porque les ofrecimos una plataforma para la cobertura en directo y una salida global”.

El foro contará también con la participación de Vadim Lavrusik (Facebook), John Paton (Digital First Media), Brandon Rosage (Ushahidi), Andrew Rashbass (grupo The Economist), Shafqat Islam (NewsCred) y Kamal Bherwani (PRISA).

Fundado en 1975 por William S. Paley, el Paley Center for Media promueve debates sobre el impacto de la información y la comunicación en la vida de los ciudadanos. 

Más información