Dimite el ministro de Educación checo por los recortes en enseñanza

Josef Dobes se marcha porque se opone a la rebaja presupuestaria aprobada por su Gobierno

El ministro de Educación de la República Checa, Josef Dobes, presentará mañana su dimisión tras oponerse al plan de recortes presupuestarios aprobados en el último consejo de ministros. "Recortar un 2% en los sueldos de los profesores es para mí inaceptable", dijo hoy Dobes en rueda de prensa.

El ministro, del partido Veci Verejne (Cosa Pública), fue el único miembro del gabinete del Gobierno de coalición de centro derecha que no respaldó ayer los recortes adicionales para 2012, que supondrán ahorrar 100 millones de euros en Educación, y una cifra global de 944 millones de euros para todo la administración central. La nueva medida de ahorro fue provocada por los últimos pronósticos macroeconómicos, que son menos favorables, y con los que el país centroeuropeo espera mantener su déficit fiscal en torno al 3,5 % del PIB.

Dobes había sido muy cuestionado por las dificultades de su ministerio para aprovechar los fondos europeos aprobados para los checos en el marco de las actuales Perspectivas de la UE. El ministro también fue muy criticado por la comunidad estudiantil por su plan de reforma universitaria, que preveía, entre otras cosas, reducir el poder de los senados académicos y la representación de los alumnos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS