Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Internet gana terreno a la televisión en las preferencias de ocio de los jóvenes

Un hogar medio español dedica algo más de 2.000 euros al año al consumo de ocio, lo que representa en torno al 7% de su presupuesto familiar

El ocio digital gana terreno a la televisión entre las actividades de entretenimiento preferidas por los españoles de entre 13 y 24 años, empujado por el aumento del acceso a Internet y el incremento en el uso de los dispositivos portátiles. La explicación la da Antonio Ariño Villarroya, de la Universidad de Valencia, en el estudio El Ocio de los Españoles, publicado por la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas).

Según Ariño, el auge del ocio digital en los más jóvenes se refleja en que el consumo televisivo de ese grupo no aumenta, sino que comienza a reducirse (de 153 minutos diarios en 2000 a 148 en 2011). Esto guarda relación con que el 59,1% de los hogares tiene conexión a Internet (el 57,4% tenía banda ancha en 2010) y el número de usuarios de la Red ha pasado de un 22,7% de la población en 2007 a un 41,2% en 2010. Además, España es el país europeo que más utiliza YouTube por ordenador, con un 87% de internautas.

Sin embargo, pese al crecimiento del uso de Internet, la televisión sigue siendo la actividad preferida para el entretenimiento de los españoles. En la misma publicación, Juan Menor Sendra, de la Universidad Rey Juan Carlos, indica que el 84,5% de los españoles declara que la ve a diario o casi a diario. En 2010 se registró un nuevo récord absoluto: 234 minutos de consumo televisivo por persona y día, 22% más que hace 20 años.

Entre los programas que más se ven están los de género deportivo. La emisión más vista de 2010 corresponde a la prórroga de la final de la Copa del Mundo de Sudáfrica entre Holanda y España, con un total de 14.582.000 espectadores y un 80,3% de cuota para Telecinco.

Según el estudio, Internet sí ha cambia el consumo de ocio en otros soportes tradicionales: la facturación de música grabada descendió 75 millones de euros entre 2008 y 2010 y los ingresos en taquilla de las salas de cine perdieron 13,1 millones de euros entre 2008 y 2010, mientras aumentaban en 222,6 millones las descargas gratuitas de películas.

Otras actividades culturales también tienen menor acogida. Basándose en una recopilación y análisis de encuestas internacionales sobre actividades realizados por varios académicos, el informe determina que la participación de los españoles en actividades artísticas y culturales está por debajo de la media europea: en 2007, un 46% dijeron haber participado al menos en una actividad artística en el último año, y un 35% afirmó haber asistido al menos a un evento o centro cultural, frente al 62% y 39% respectivamente de media en la Unión Europea. Según los mismos datos, la tasa de participación deportiva se aleja menos de la europea: un 43% aseguró practicar deporte al menos una vez al mes, frente al 46% de media en la UE.

Patricia Gabaldón, de la escuela de negocios IE, señala que para mantener su consumo de actividades de entretenimiento las familias destinan entre 3,6% y el 9% de su presupuesto. Los hogares más modestos dedican el 3,6% de sus gastos al ocio (unos 500 euros al año), mientras la cifra pasa a a casi el 9% en los que ingresan más de 5.000 euros al mes, con un gasto total de más de 5.500 euros anuales. Una familia media española dedica algo más de 2.000 euros al año al consumo de ocio, lo que representa en torno al 7% de su presupuesto.

Más información