Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detienen en La Graciosa al joven discapacitado en desamparo

El centro de menores en el que vivía desde los 4 años lo expulsó al cumplir los 18 pese a su enfermedad mental

La Guardia Civil retuvo y trasladó este martes hasta sus dependencias de Teguise al joven con discapacidad Iván L.B., que quedó en desamparo al cumplir 18 años y tener que abandonar el último centro de menores en el que había estado.

Con un requerimiento del Juzgado de Menores Número 2 de Las Palmas de Gran Canaria Iván fue localizado en la pequeña isla de La Graciosa, al norte de Lanzarote. Allí llegó hace una semana y los gracioseros le dieron comida. Además de ese requerimiento, hay otro por parte de la Fiscalía de Protección de Personas con Discapacidad de localización para tramitar posteriormente la demanda del Gobierno de Canarias ante un juez y valorar su estado de salud.

Alicia Páez, delegada del Ayuntamiento de Teguise en La Graciosa, relató como el joven llegó y "fue bien acogido por el pueblo", añadiendo que pasa la mayor parte del tiempo con los más pequeños: "Sobre todo le gusta estar jugando con los niños". Eso sí, Páez advirtió unas horas antes de su detención por parte de la Guardia Civil que la isla no tenía los recursos sanitarios suficientes para dar cobertura a Iván en caso de que sufriera uno de los brotes psicóticos que ha tenido en los últimos tiempos y que, además, había confirmado que el joven no estaba tomando la medicación necesaria para su salud, extremo que ha sido ratificado por fuentes policiales que participaron en la detención.

De hecho Páez lo condujo hasta el centro de salud de La Graciosa al menos en una ocasión, lugar desde el que han confirmado que este martes Iván tuvo que ser atendido por graves heridas que se produjeron durante una grave crisis que le llevó a causarse varias lesiones de diversa consideración pocas horas antes de que la Guardia Civil lo condujese hasta Teguise.

Gobierno y asociaciones

José Moreno, director general del Menor, acompañado de varios técnicos, se reunió el pasado jueves con Natalia Cañeque, presidenta de FEAPS (Federación Española de Asociaciones en favor de las personas con discapacidad) en Canarias para tratar asuntos como el de Iván, que es el segundo similar que se conoce en menos de un mes. La reunión fue calificada de "informal", pero fuentes tanto de FEAPS como de Menores han confirmado la preocupación que genera esta situación de desamparo en la que han quedado varios jóvenes con discapacidad al cumplir 18 años. El Gobierno canario busca "protocolarizar" la salida de los centros de menores de las personas con discapacidad sin que hasta el momento haya habido avance alguno.