Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denunciado por "engañoso" el collar cuántico

Facua critica que se venda por sus "propiedades curativas".- El caso es similar al de las polémicas pulseras Power Balance

La organización de consumidores FACUA ha denunciado ante las autoridades sanitarias a varias empresas que comercializan los collares cuánticos, que se presentan como fabricados con minerales seleccionados por su propiedades naturales curativas. Las empresas denunciadas son Q-Link,Dalimara Quantum, Quantum Science y Cinco Estrellas. Estos collares venden también su capacidad para "aislar radiaciones" y han utilizado para publicitarse a estrellas del deporte y la televisión "así como a supuestos médicos para avalar sus poderes", dicen en FACUA.

El caso es prácticamente idéntico al que se dio con las polémicas pulseras Power Balance, las llamadas pulseras milagro, que también fueron denunciadas en su día, después de haber hecho un negocio millonario. Muchos famosos la llevaban. Finalmente, la Junta de Andalucía multó a la empresa malagueña con 15.000 euros, muy poca cosa para las ganancias que ya habían obtenido, lamenta la organización FACUA.

Las empresas anuncian en Internet este producto diciendo cosas como esta: "El colgante Q-Link contiene una célula de resonancia que está programada con las frecuencias saludables del cuerpo. Cuando se lleva cerca del corazón refuerza y equilibra tu sistema energético. La célula de resonancia se activa cuando la bobina de cobre detecta los micro-corrientes del corazón usando el cuerpo como pila propia".

El "colgante cósmico" de Cinco Estrellas promete dejar la mente en paz y combatir el cansancio y el estrés. Y también los dolores, y la falta de concentración y la irritabilidad y la depresión, en fin, casi todos los problemas con los que una persona se puede encontrar al cabo de su vida.

Y pueden leerse testimonios milagrosos de padres que han visto cómo desparecen los eccemas de sus hijos, por ejemplo.

FACUA argumenta en sus denuncias que estas empresas vulneran el Real Decreto 1.907/1996, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria. La citada norma prohíbe la publicidad de productos, materiales, sustancias, energías o métodos "que sugieran o indiquen que su uso o consumo potencian el rendimiento físico, psíquico, deportivo o sexual", "sin ajustarse a los requisitos y exigencias previstos en la Ley del Medicamento".

En la publicidad de Q-Link y de Dalimara Quantum también incurre en otra práctica prohibida en dicho Real Decreto, al ofrecer "testimonios de profesionales sanitarios, de personas famosas o conocidas por el público de pacientes reales o supuestos como medio de inducción al consumo". En Dalimara el precio de estos colgantes, de modelos variados, va de los 25 euros a los 39 euros, y hay otros extraños aparatejos que pasan de los 100 euros.