Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP plantea integrar a la agencia Efe en RTVE

Además prevé la modificación de la ley del Tercer Canal para la privatización, "total o parcial", de las televisiones autonómicas y la supresión de la obligación de los canales privados de invertir en cine un porcentaje

El PP ya había anunciado su intención de privatizar las televisiones autonómicas y de integrar el Consejo Estatal de Medios Audiovisual en la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), pero ayer se sacó varios conejos de la chistera. El más impactante es un plan para fusionar los medios de titularidad pública: la corporación RTVE y la agencia de noticias Efe. Lo anunció ayer su vicesecretario general de Comunicación, Esteban González Pons, que abogó por establecer sinergias entre las dos compañías a "efectos organizativos". "Somos partidarios de una agencia de calidad, de su estatuto definitivo y de su promoción", dijo. De paso, planteó que el Canal Internacional de TVE se vincule a la promoción de la marca España.

No es la primera vez que los políticos plantean la reforma de Efe. Los socialistas, de hecho, encargaron a un grupo de expertos un informe sobre los medios de titularidad estatal, pero finalmente las conclusiones del llamado comité de sabios no se plasmaron en nada. Efe es la primera agencia en español y la cuarta más grande de mundo y su accionista único es la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales.

Las dudas sobre la viabilidad de este plan llegaron de la mano del expresidente de Efe Alfonso Sobrado Palomares, quien consideró una "barbaridad" la propuesta del PP e invocó la "identidad propia" de la agencia. "Colgarla como apéndice de otro ente es un disparate", dijo. El comité intercentros de Efe recordó que la empresa lleva 72 años "defendiendo la soberanía informativa del Estado español".

Durante la presentación del informe sobre la televisión en España de 2011, González Pons lanzó otra propuesta que puede mover los cimientos de la industria audiovisual: suprimir la obligación que tienen las televisiones privadas de invertir una parte de sus ingresos en cine español o europeo. Esta ha sido una reivindicación incansable de los operadores comerciales. Su oposición a destinar el 5% de los ingresos brutos anuales a producir obras cinematográficas ha llegado incluso al Tribunal Supremo. "TVE debe ser la gran promotora del cine español", avanzó González Pons, según el cual las televisiones privadas "deben producir en función de sus necesidades y del mercado".

El dirigente popular ve en el sector audiovisual un motor de la economía. "Queremos abrir una reflexión", anunció, "para que sea la televisión privada la que fomente la industria audiovisual genérica y TVE la que fomente el cine". De esta manera, los operadores comerciales quedarían exentos de la obligación de financiar películas y podrían destinar esos recursos a producir formatos de ficción más rentables como series y telefilmes.

Esta propuesta es rebatida por los socialistas, que consideran que las televisiones privadas hacen uso del espacio radioléctrico y deben tener obligaciones. Óscar López, que ha defendido en el Parlamento las leyes audiovisuales promovidas por Zapatero, enfatizó ayer el principio de que los canales privados "ayuden a financiar" el cine español.

Otro punto de fricción entre ambos partidos es el Consejo Audiovisual. Los socialistas quieren que esta autoridad reguladora sea independiente, mientras que los populares la ubican dentro de la CMT. El PP plantea también suprimir la ley que obliga a las televisiones privadas a informar con criterios de proporcionalidad parlamentaria en campaña electora y aboga por la liberalización de la gestión de los derechos de autor. Igualmente rechaza que las radios tengan que pagar a los clubes de fútbol por el derecho a la información e insta a las comunidades autónomas a que cierren las emisoras que emiten sin licencia. En algunas provincias, hasta el 80% de las radio son piratas.