Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | El PP ante el poder

Una federación de canales autonómicos

El actual modelo de televisiones autonómicas, con publicidad y financiadas en gran parte por los respectivos Gobiernos, puede dar un giro de 180 grados si el PP gana las elecciones del 20-N. Su modelo pasa por abrir la puerta a la privatización "en todo o en parte" de los 13 entes públicos que operan en España, según insistió ayer el dirigente popular Esteban González Pons. El primer paso en esta dirección será la reforma de la ley del Tercer Canal.

Además, el PP propiciará que las televisiones autonómicas se asocien y actúen como una federación. La idea es crear un único canal con desconexiones territoriales, un proyecto vago sobre el que González Pons no dio más detalles. Tan solo avanzó que el objetivo es "hacer más económica su gestión y reducir el número de competidores públicos".

Buena parte de los ingresos de las autonómicas proceden de los presupuestos de las comunidades. El año pasado recibieron 808 millones de euros en subvenciones (frente a los 851 de 2009), según el informe de la consultora Deloitte encargado por las televisiones comerciales agrupadas en Uteca y presentado ayer. Su deuda acumulada asciende a 2.500 millones.

En conjunto, las autonómicas cuestan una media de 84 euros por hogar (un 15% menos que en 2009). Proporcionalmente, la vasca es la más cara (con un coste neto por hogar de 153 euros al año), seguida de la aragonesa y la balear (126). Andalucía (51) y Madrid (49) son las más baratas.

El PP plantea que las autonómicas sigan el ejemplo de TVE y dejen de emitir publicidad, aunque este es un salto arriesgado. González Pons advierte: "No parece sensato atribuir a las comunidades autónomas la gestión de televisiones sin publicidad". Además, "habrá que ver si el mercado de la publicidad de las autonómicas tiene o no que ver con el mercado de la publicidad de las privadas".

Los socialistas defienden los canales públicos, aunque "racionalizados" y ven difícil trasladar el sistema de financiación de RTVE. "El Estado tiene resortes, porque tiene capacidad de imponer tasas y tributos", sostiene Óscar López. La corporación obtiene buena parte de sus ingresos del canon que pagan los operadores privados y las empresas de telecomunicaciones. Para despejar dudas, González Pons subrayó que el PP no devolverá la publicidad a TVE e insistió en que sus contenidos no deben competir con las privadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 2011