Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nicotina refuerza el efecto biológico de la cocaína

Un estudio con ratones demuestra que la exposición al tabaco activa la adicción a otras drogas

Lo de que una droga lleva a otra ha sido tradicionalmente un argumento más moralista que científico. Ya se sabe: "Se empieza con los porros y se acaba...". Pero, desde luego, no todas las personas que fuman o beben, ni muchísimo menos, acaban enganchadas a la cocaína. Eso sí, hay una base fisiológica que puede explicar que sea más fácil pasar de una sustancia a otra. Lo han comprobado en ratones investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York.

El trabajo, que publica Science Translational Medicine (con el aval de la AAAS, Asociación Americana para el Avance de la Ciencia), ha demostrado que los animales expuestos a nicotina activaban un gen, el FosB, implicado en la reacción ante la cocaína.

Pero lo curioso es que según los investigadores "datos de un pequeño grupo de estudiantes de preparatoria del Estado de Nueva York, que fueron rastreados de la edad de 15 a los 34 años, son iguales a los hallazgos en ratones". "La mayoría de los usuarios de cocaína en el grupo fumó cigarrillos antes de comenzar a consumir cocaína, y empezaron su consumo de cocaína al tiempo que eran fumadores muy activos", indican. Por eso afirman que sus "datos sugieren que intervenciones efectivas no solo prevendrían el fumar y sus consecuencias negativas en la salud sino que también disminuirían el riesgo de progreso hacia drogas ilícitas crónicas".

Esta parte del trabajo, sin embargo, no está tan desarrollada y no se ha visto la relación biológica. En el ser humano los comportamientos -y las adicciones lo son- tienen múltiples factores. Es normal que las personas que toman cocaína hayan fumado o fumen, ya que el consumo de ambas sustancias comparten aspectos comunes (está mal visto y casi perseguido, lo que puede atraer a ciertas personalidades con tendencia a conductas marginales). Porque si no fuera así, los índices de consumo serían similares, y no lo son. En EE UU (y en España) hay 4 fumadores por cada consumidor de cocaína, lo que indica que la exposición a la nicotina puede ayudar a probar otras sustancias, pero no lo determina.