Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tasa de vacunas antigripales cayó ocho puntos el año pasado

La falsa alarma ante la gripe A desincentivó las inmunizaciones.- El 50% de los niños en guardería se infecta

La gripe es una enfermedad muy poco grave para la mayoría de la población. Pero hay grupos, como los mayores, que sí pueden verse gravemente afectados por la infección, sobre todo porque puede interferir con otras patologías respiratorias y cardiacas. De ahí el interés que las autoridades sanitarias y las sociedades médicas ponen en las campañas de vacunación, que en España acaba de empezar. Además, esta iniciativa tiene que luchar contra otro factor: la mala imagen que se atribuyó a las inmunizaciones durante el invierno de 2009-2010, con motivo de la alarma que se creó alrededor de la llamada gripe A. De hecho ese año la tasa de vacunaciones fue del 65,7% entre la población diana. Al año siguiente esta proporción cayó al 56,9%, según datos del Ministerio de Sanidad. La Organización Mundial de la Salud aconseja que se llegue al 75%.

El ministerio recomienda seguir "unas mínimas normas de higiene para evitar la transmisión del virus, como taparse la boca al toser" (pero no con la mano, sino con un pañuelo desechable) y "lavarse frecuentemente las manos". También recuerda que "los antibióticos no son efectivos frente a la gripe, enfermedad viral, y su utilización puede crear resistencias a estos fármacos".

Los datos se toman entre los mayores de 65 años, pero la vacuna está indicada para toda la población. En EE UU, por ejemplo, el Centro de Control de Enfermedades ha llegado a la conclusión de que compensa que se la ponga toda la población mayor de seis meses de edad. En España el ministerio no llega tanto, y aparte de los mayores de 65 años, aconseja que se vacunen los enfermos crónicos, personas que pueden transmitirla con facilidad por su trabajo o los trabajadores de organizaciones clave, como policía, bomberos o sanitarios.

Los niños son un grupo que por su tipo de vida (conviven muchas horas en centros escolares) son muy proclives a ser infectados. La Sociedad Española de Pediatría calcula que el 50% de los niños que acuden a las guarderías y el 35% de alumnos de cursos preescolares padecen cada año esta enfermedad, lo que se refleja en las aulas: el 65% de los niños que enferma de gripe falta al colegio una media de cuatro días.

Además, la infección tiene un claro impacto en el ámbito laboral. Un estudio publicado Atención primaria, la revista de la Sociedad Española de Familia y Comunitaria.