Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vertido químico en Palau-solità i Plegamans

El Ayuntamiento detecta la presencia de tensoactivos en la riera de Caldes

La presencia de espuma en la riera de Caldes ha disparado las alarmas en Palau-solità i Plegamans (Vallès Occidental). El Ayuntamiento del municipio ha denunciado la aparición de espuma en esta riera de a su paso por el municipio durante dos días sucesivos. El consistorio afirma que se trata de tensoactivos (un producto que acostumbra a estar presente en detergentes) originados por un "vertido, ilegal que procede presuntamente de una industria de la zona".

La primera alerta se produjo ayer, cuando apareció un notable volumen de espuma en el lecho del río. Técnicos del Consorcio por la Defensa de la Conca del Besòs informaron al consistorio que el vertido se había detectado en la depuradora de Caldes de Montbui (Vallès Oriental), ubicada río arriba, donde el martes y el miércoles se registró una gran concentración de este producto.

La depuradora consiguió controlar "en gran parte" el vertido, explicó el consistorio a través de un comunicado, pero esto no evitó que parte del contenido traspasara la barrera de la depuradora y llegara hasta Palau-solità i Plegamans. Aquí fue detectada por un vecino de la zona que alertó al Ayuntamiento. Técnicos municipales se han desplazado al área afectada y han advertido la formación de espuma durante ayer y hoy.

El Consorcio del Besòs ha asegurado al Ayuntamiento que el vertido está controlado y que la depuradora "está funcionando al máximo de sus capacidades" y añaden que no está en peligro el ecosistema de la riera.

El consistorio ha afirmado que ha iniciado una investigación para identificar el origen del vertido y sospechan que la responsable es una empresa de la zona.