Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

80.000 registros y controles policiales preceden al Papa

El centro de coordinación de seguridad fija como momentos críticos la vigilia, la visita a San Lorenzo de El Escorial, el Vía Crucis y los actos en Cuatro Vientos

Los preparativos de la visita del Papa comenzaron hace unas semanas con más de 80.000 actuaciones de registro y control policiales a personas, vehículos, domicilios y subsuelo. La delegada del Gobierno, Dolores Carrión, ha ofrecido esta cifra esta mañana mientras presentaba el dispositivo de seguridad previsto para la Jornada Mundial de la Juventud. El centro de coordinación de la seguridad funcionará las 24 horas del día durante toda la semana con más de 10.000 agentes de Policía Nacional, Municipal y Guardia Civil.

A los cortes de circulación sin precedentes que han comenzado esta mañana se sumó anoche el cierre del espacio. Por el centro de la ciudad solo podrá sobrevolar la aviación comercial y las aeronaves de emergencias, quedando restringido el paso a vehículos privados, según ha confirmado Carrión. La delegada del Gobierno ha lamentado las molestias a los ciudadanos de los cortes de tráfico pero considera que ese dispositivo tan amplio "es necesario para este tipo de eventos".

El centro de coordinación de la seguridad tiene previstos como los momentos más críticos de la visita del Papa el Vía Crucis del viernes por la tarde en la plaza de Cibeles, la visita a San Lorenzo de El Escorial del viernes por la mañana, la Vigila de oración con los jóvenes el sábado por la noche en Cuatro Vientos y en general, los actos a las afueras de la ciudad. El dispositivo policial se ampliará para garantizar la seguridad en estos eventos.

Carrión confía en que la visita del Papa a Madrid transcurra con tranquilidad y por eso llama a la responsabilidad de los madrileños. Se vigilará que la manifestación laica transcurra sin incidentes. A las críticas recibidas por autorizar el paso de la marcha por la Puerta del Sol, la Delegada ha constestado que hay que respetar los derechos de todos los ciudadanos, incluido el de manifestación. No va a comentar las críticas políticas y ha aclarado que ella cumplía con su función al tomar esa decisión.

El dispositivo de seguridad también tiene en cuenta la posible victoria del Real Madrid mañana en el partido de vuelta de la Supercopa de España que le enfrentará al Barcelona después del empate del pasado domingo. Delegación de Gobierno está manteniendo conversaciones con el club para trasladar o posponer la posible celebración. Se baraja la posibilidad de celebrar la eventual victoria en el estadio Santiago Bernabéu.