Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Magnum recurre a "voluntarios" para documentar 200.000 fotografías

La agencia de fotografía reclutará a 50 personas en twitter como parte de su plan de catalogar sus archivos

Un año después de vender por unos 70 millones de dólares su archivo impreso al multimillonario Michael S.Dell (propietario de los ordenadores Dell ), la mítica agencia de fotografía Magnum recurre a la voluntad de 50 usuarios de Twitter para documentar unas 200.000 fotografías, que tienen nula o poca información, lo que hace imposible su localización. Los elegidos tendrán que añadir a cada foto palabras clave relacionadas con el contenido. Cuánta más y más precisas sean, más se facilitará su localización, y por tanto su venta a publicaciones, los clientes finales de la agencia.

Para poder formar parte del equipo de 50 etiquetadores de Magnum, los aspirantes tienen que facilitar una cuenta de twitter y un correo, según revela el blog de fotografía Lens, del New York Times.

Como socio para este proyecto, y según Lens, la agencia Magnum cuenta con Tagasaurius, una empresa especializada en archivos fotográficos. Los elegidos para hacer el trabajo podrán etiquetar las fotografías que ellos quieran. La agencia les irá comunicando a través de Facebook o Twitter qué fotos están disponibles para ser documentadas. Magnum cuenta con 297.000 seguidores en Twitter y unos 136.000 en Facebook. Una vez las imágenes sean etiquetadas, un equipo de tres personas de la agencia revisará si están acorde al contenido de la fotografía.

Los 50 etiquetadores no recibirán ninguna remuneración por su trabajo. Como contrapartida la agencia asegura que tendrán acceso a material inédito o pocas veces visto, al tiempo que podrán ver parte del trabajo más reciente de los fotógrafos que están sobre el terreno . Un trabajo, desde luego, para apasionados de la fotografía, con mucho tiempo, y amor por el arte.

La agencia Magnum funciona como una suerte de cooperativa de fotógrafos fundada después de la Segunda Guerra Mundial por míticos fotógrafos como Robert Capa o Henri Cartier Bresson, con el principio de que los profesionales tienen que controlar su trabajo final, sin la intermediación de las agencias. En la actualidad gestiona el material de 81 fotoperiodistas, entre ellas Cristina García Rodero, la única española que forma parte de la agencia.

La práctica de recurrir a los lectores o apasionados de un tema concreto para realizar un trabajo periodístico o de documentación - conocido como se va convirtiendo en una práctica cada vez más generalizada. En el año 2009 el diario The Guardian pidió la colaboración de sus lectores para investigar 160.000 documentos oficiales sobre las cuentas personales de diputados; el blog de fotografía Lens pidió recientemente la ayuda a sus lectores para identificar material fotográfico relacionado con Hitler; varios medios estadounidenses recurrieron a su audiencia para la lectura de los correos electrónicos de Sarah Palin. La práctica, además de resolver el trabajo, genera cierta comunidad y fidelidad entre el usuario y el medio.